De solo verlo se te hará agua la boca. El "Strukjli" es el pastel preferido de Eslovenia por excelencia y se adapta a todos los paladares, ya que puede rellenarse con lo que sea. Es ideal para hacer en cantidad y que queden en la heladera. Son de fácil conservación y perfectos para picar a cualquier hora. Esta vez, aunque seas del equipo salado, te traemos la variante más elegida por los eslovenos: el Strukjli dulce

Se trata de un pastel caliente de harina relleno de crema de nueces, ideal para esos dias fríos donde se te antoja un shock dulce. Si sos goloso y de los que no se empalaga con nada, este aperitivo es para vos. No te preocupes que de díficil solo tiene la pronunciación. Nada como hacer este postre en tu propia casa y teletransportarte automáticamente a la Europa occidental. 

La preparación de struklji consta de tres partes: preparar la masa, el relleno y la cobertura. Es primordial tener todos los ingrediantes preparados, y después resta seguir el paso a paso. Te prometo que será un camino de ida y querrás tener una reserva de Strukjlis para toda la semana. Son muy fáciles de conservar. Lo único que tienes que hacer es congelarlos y durarán unos cuantos meses. Eso sí, antes de comerlos, hay que ponerlos a hervir y cocerlos durante cinco minutos.

Ingredientes

Para la masa

  • 500 gramos de harina común
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada grande de aceite de canola
  • 1 vaso de agua salada

Para el relleno

  • 300 gramos de nueces molidas
  • 1/2 decilitros de leche
  • 1 decilitro de nata para montar
  • 1 cucharada de pan rallado
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • Canela
  • Piel de limón
  • Pasas (es opcional)

Para la cobertura

  • Mantequilla
  • Pan rallado
  • Azúcar
  • Canela

Preparación

La masa

  • Pon toda la harina, huevos y aceite de canola en un bowl mediano. Mezclar todo y añadir el agua salada. Pero no toda, primero unas cucharadas, la masa no se debe separar. Asegúrate de que la masa esté suave y sin bultos. Obtendrás mejor resultados si la amasas con la mano y no con la batidora, ya que es el método tradicional.
  • Hacer la forma de una barra de pan y untar la parte de arriba con aceite de canola.
  • Poner la masa en un bowl caliente (caliéntalo en el microondas solo unos segundos), cúbrelo y déjalo reposar durante treinta minutos. Mientras tanto, puedes empezar a hacer el relleno.

Relleno

  • Pon la leche a punto de ebullición, después, las nueces molidas en un bowl mediano y vierte la leche hirviendo sobre ellas. Mézclalo bien y deja que se enfríe.
  • Separa la yema y la clara de los huevos. Añade azúcar y la yema de los huevos en un bol y añade las claras en otro bol. Asegúrate de mezclarlo bien hasta que quede esponjoso. Después, mezcla las yemas con las claras y añade la mezcla de la leche y las nueces. Añade también una cucharada de canela, la piel de limón y las pasas si quieres.
  • Echa harina en la masa y estírala con un rodillo. Corta la masa en partes iguales, de manera que cada parte tenga el tamaño de la palma de tu mano.
  • Cuando termines de cortarla, coge una porción de masa y ponle el relleno con la mano. Esta es una cosa de prueba y error, muchas veces pones demasiado relleno y otras veces muy poco. Junta los extremos de la masa con los dedos para que el relleno no se salga, de lo contrario, el relleno se saldrá mientras se cocina.
  • Pon agua a hervir y cuece los struklji durante cinco minutos a fuego lento. No los remuevas. Cuando estén listos, sácalos con una cuchara y no los seques porque si no se romperán. Déjalos enfriar.

Cobertura

  • Hay dos coberturas para echar a los struklji y a algunas personas les encanta echarlas a la vez.
  • La primera cobertura es simplemente mezclar azúcar y canela. Toma una cucharadita de azúcar y mézclala con una o dos de canela. La cantidad exacta depende de tu gusto y de cuántos struklji vayas a cubrir. 
    Así es como se sirven los struklji con la cobertura de azúcar y canela.
  • La segunda cobertura se hace con pan rallado que se fríe con mantequilla fundida. Tiene un olor delicioso que se siente a kilómetros. Puedes utilizar el pan rallado que haya sobrado de lo anterior. Pero, primero, pon mantequilla en una sartén, luego añade el pan rallado y fríelo hasta que coja un color amarronado. 
Esta es una variación con mantequilla fundida y pan rallado.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos