Dejate conquistar por la belleza de estos pequeños merenguitos o suspiros de merengue, que además de ser realmente bonitos a la vista, tienen un sabor ligero y delicioso. Muchos los usan de forma individual como golosina en las mesas dulces de los cumpleaños, los bautismos o las bodas, pero también quedan de maravilla como decoración en las tortas y bizcochos. 

Utilizaremos la excelente receta y los consejos de Jessica de "Bizcochos y Sancochos" para evitar que hacer un merengue sea una experiencia traumática y que no resulte un verdadero dolor de cabeza. 

Los suspiros de merengue solo llevan claras de huevo, azúcar, y colorantes y saborizantes a gusto.

Esta preparación lleva aproximadamente 20 minutos, y una vez terminados, se deben cocinar por 1 hora y 20 minutos en horno. Alcanzará para un poco más o un poco menos de 50 unidades.

Los suspiros o merenguitos se hacen con claras de huevo y azúcar, pero también se le pueden añadir distintos sabores, como mermelada, coco o chocolate. y pueden decorarse con lluvia de colores, nueces picadas, coco rallado, agregar colorante y más. Asimismo, puede usarse el método de merengue francés o suizo para prepararlos.

A tener en cuenta:

Antes de comenzar, la pastelera recomendó anotarse estos tips para no perder los estribos en pleno proceso de preparación.

  • La proporción ideal de ingredientes es una parte de claras, por 2 partes de azúcar blanca; sabiendo ésto, puedes hacer la cantidad que desees.
  • Las claras deben estar a temperatura ambiente.
  • Utiliza un envase de vidrio o de acero inoxidable para batir el merengue; las tazas de plástico acumulan grasa, lo que impide que el merengue tome cuerpo.
  • Limpia en envase y las varillas donde batirás las claras con una servilleta impregnada de jugo de limón o vinagre (para quitar cualquier resto de grasa que pueda tener). 
  • Separar la claras de las yemas cuando los huevos estén fríos, será más fácil y será menor la posibilidad que se rompan.
  • Las claras no pueden tener ni una pizca de yema de huevo o no levantarán.
  • Para aromatizar, recomienda gregar vainilla blanca para no alterar el blanco de los suspiritos y por su delicado sabor, pero puede usarse cualquier esencia de tu preferencia.
  • Una vez hechos, guarda los suspiros en un envase hermético, latas o en bolsas de celofán cerradas para que no pierdan frescura.

Ahora sí, ¡manos a la obra!

Ingredientes para cocinar los suspiros de merengue

  • 3 claras de huevo a temperatura ambiente (90-100 gramos)
  • 200 gramos azúcar blanca (1 taza)
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 cucharadita cremor tártaro o vinagre blanco
  • 1 cucharadita maicena
  • 1 cucharadita esencia de vainilla blanca u otro sabor
  • Para decorar: lluvia de colores, cacao en polvo, almendras picadas, coco rallado, mermelada
Pueden preparase de distintos sabores y decorarse con varios topics a gusto.

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 200°F / 90°C y preparar dos bandejas para hornear con papel para hornear.
  2. Colocar en baño María a fuego medio, las claras en el tazón de la batidora, agregar el azúcar y la sal (el agua no debe tocar la base del bowl con las claras). Mezclar constantemente con una cuchara o batidor de globo, la mezcla se volverá blanquecina, estará lista para batir cuando al palpar con los dedos no se sienten los granos de azúcar.
  3. Batir a velocidad alta hasta que se forme un pico firme, agregar el cremor tártaro o el vinagre, la maicena y seguir batiendo para integrar estos ingredientes, agregar la esencia de vainilla.
  4. Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla rizada o lisa, formar los merenguitos del tamaño deseado en la bandeja que ya tenemos preparada.
  5. Colocar sobre cada suspiro la lluvia de colores, u otros ingredientes para adornar si lo deseas.
  6. Hornear por espacio de 1 hora y 20 minutos aproximadamente, rotando las bandejas para permitir un horneado uniforme.
  7. Apagar el horno y dejar allí los suspiros hasta que el horno se enfríe. Al retirar de la bandeja, los suspiros deben desprenderse fácilmente. Servir y disfrutar!
  8. Para hacer los suspiros con merengue francés (que no necesita cocción): batir las claras con una pizca de sal y una cucharada de azúcar hasta que monte, agregar poco a poco el azúcar para que se vaya disolviendo a medida que se bate, cuando la mezcla esté firme, agregar el cremor o vinagre y la maicena, por último la vainilla (en este momento agregamos el colorante si estamos utilizando).

Ojo, presta atención a estas sugerencias y advertencias:

  • No abrir el horno por los primeros 30 minutos de cocción, para que los suspiros no se quiebren.
  • Si desea los merengues blandos por dentro, hornee sólo de 50 minutos a una hora y no los dejes dentro del horno.
  • Los suspiros deben almacenarse en un envase con tapa, en un lugar seco, también se pueden congelar.
  • Si no tienes manga, puede hacerlos con una bolsa tipo ziploc con un corte en una esquina o con ayuda de dos cucharas, quedan muy lindos también con ese look rústico.
  • La cantidad de suspiros para esta receta depende del tamaño que los hagas.
  • Si por alguna razón el merengue no llega a tener picos firmes, agrega un par de cucharadas de azúcar glass para que se endurezca un poco.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos