El Cheesecake ya es un clásico de los cafés de Buenos Aires y distintas partes de nuestro país. Como su nombre lo indica, su origen es extranjero, y su popularidad es tal que cada 30 de julio se lo conmemora en todo el mundo

Este postre tan pedido en Argentina, que queda muy bien para acompañar cualquier infusión caliente, tiene una historia sumamente interesante que se remonta a la civilización del viejo continente previamente al nacimiento de Jesús.

Cheesecake (Imagen ilustrativa).

Según detalló la Usina Cafetera, la torta que se volvió un ícono en todo el globo, y sobre todo en Estados Unidos, tiene una gran y larga tradición, ya que se cree se dio a conocer por primera vez en la antigua Grecia durante la celebración de los Juegos Olímpicos del 776 a.C.

Este pastel de queso con salsa dulce y frutos rojos se eligió como el complemento vitamínico ideal para darle de comer a los atletas y deportitas, dado que sus calorías aportaban de mucha energía en poco tiempo. 

Los romanos y su Imperio fueron los que ayudaron a difundir esta receta de este postre, y finalmente recién en el siglo XIX, llegó a Estados Unidos. Fue allí donde William Lawrence, sin saberlo, con un error crearía el gran fenómeno de la pastelería.

Este productor lechero estaba compitiendo con un queso francés, y aunque no le resultó, sin saberlo inventó el famoso queso crema o Philadelphia, que le dio el toque definitivo y particular al famoso cheesecake. Luego, Estados Unidos inició la costumbre de celebrar cada 30 de Julio su día alusivo. Ahora, te contamos preparar esta exquisites.

Receta del Cheesecake

El Cheescake contiene principalmente una base de cookies trituradas, queso creama y dulce de frambuesa o frutilla.

Ingredientes: 

  • Arándanos 500 gr
  • Azúcar impalpable 375 gr
  • Cookies molidas 300 gr
  • Crema de leche 685 gr
  • Dulce de frambuesa 450 gr
  • Esencia de vainilla 1 cda
  • Harina 87 gr
  • Huevos 475 gr
  • Manteca 150 gr
  • Queso crema 1250 gr
  • Ralladura de limón 2 cdas

Preparación:

1. En un bowl mezclar cookies molidas con manteca derretida hasta formar una pasta.
2. Cubrir con esta pasta ½ cm de altura de base de una cintura cuadrada con papel aluminio en el fondo.
3. Hornear 8 minutos a 180° C y enfriar.

Para la crema de queso: 1. En un bowl mezclar queso crema firme y huevos con batidora de mano hasta integrar.
2. Agregar azúcar impalpable y mezclar con espátula de goma perfumando con ralladura de limón y esencia de vainilla.
3. Añadir crema de leche y volver a batir con la batidora.
4. Incorporar harina tamizada mezclada con un poquito de la mezcla para evitar grumos.
5. Unir ambas preparaciones con un batido corto y verter sobre la base de cookies horneada.


6. Colocar un cuadrado de papel manteca en contacto con la crema y hornear a 145° C por 60 minutos.
7. Enfriar y retirar el papel.
8. Cubrir prolijamente con dulce de frambuesa y arándanos frescos por encima.
9. Terminar decorando con rulos de chocolate blanco y macarrones.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos