El hecho ocurrió en la ciudad de Nakhon Ratchasima. ( Facebook)

Cámaras de seguridad de Tailandia captaron el momento en el que un el tronco de un árbol inmenso se quebró y casi le parte la cabeza a un menor.

El nene estaba jugando en la calle cuando se cayó una palmera y, gracias a la presencia de un auto que la frenó, el niño se salvó de ser aplastado. El hecho ocurrió en la ciudad de Nakhon Ratchasima.

Un grupo de personas advirtió que el árbol comenzó a quebrarse y se apuraron para correr. Sin embargo, el nene quedó paralizado por el miedo y el tronco de la palmera casi lo aplasta.

Un auto que estaba al lado del menor, logró frenar el enorme tronco y el nene salió ileso del episodio. Las increíbles imágenes se viralizaron por las redes.