El uso a largo plazo de combustibles sólidos para cocinar, como madera o carbón, está ligado con un mayor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares. El estudio fue publicado el 26 de agosto por la Sociedad Europea de Cardiología.

En la investigación participaron 341.730 adultos chinos de entre 30 y 79 años entre 2004 y 2008. Fueron encuestados acerca de la frecuencia con la que cocinaban y el combustible que utilizaban.

Los investigadores estimaron la duración de la exposición al carbón o madera y achicaron el análisis a aquellos que los usaban al menos una vez a la semana en sus hogares y no tenían ninguna enfermedad cardiovascular.

El 22,5 % de los participantes utilizaron combustibles sólidos para cocinar durante más de 30 años. El 24,6 % entre 10 y 29 años y el 53 % durante menos de 10 años o nunca.

Durante el período de observación, 8.304 voluntarios murieron de una enfermedad cardiovascular. Además, cada década de exposición a la leña o carbón se asoció con un aumento del 3 % del riesgo de muerte cardiovascular.

Por lo tanto, los científicos recomendaron el uso de electricidad o gas para cocinar para reducir significativamente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Es decir, que la costumbre argentina de comer asado debería reducirse si la frecuencia es alta.

Ver más productos

La beata Laura Vicuña, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a la beata Laura Vicuña

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos