El trabajo de los mozos o mozas son bastante sacrificados: son mal pagos, con explotación laboral y, encima, en varias ocasiones deben soportar las altanerías de muchos comensales prepotentes. En épocas de fiestas, donde se concentran Navidad, Año Nuevo y las primeras temporadas de vacaciones, el estrés que sufren los camareros es atroz.

En tanto, una situación indignante le sucedió a una moza luego de que los comensales a los que atendió pidieran el ticket en el restaurante. La mujer, bajo el usuario @stillpoorandhungry (sigo pobre y hambriento, en inglés) contó en un video en TikTok cómo un grupo de clientes le hicieron la vida imposible y, al momento de la cuenta, le hicieron una jugarreta de mal gusto para no pagar.

Si bien la propia mujer explicó que hay muchos clientes “decentes” que se comportan muy bien y son amables si ven que el restaurante está muy ajetreado, existen otros a los que es “mejor perderlos que encontrarlos”. “Tuve que compartir esta historia de la peor mesa que he tenido”, aseguró la moza.

Con respecto a la amabilidad de muchos clientes que le dan consejos y con los que es muy grato conversar, a diferencia de los que no, la joven camarera dijo: “Sé que fue durante las vacaciones, y si ha trabajado en un restaurante en este momento, puede suceder una de dos cosas. O va a recibir los mejores consejos de toda su vida o los humanos más monstruosos que jamás haya visto conocido en el trabajo”.

La publicación original de la camarera.

La mesera relató que había atendido a un grupo grande de 12 adultos, junto con un grupo de niños y reconoció que, si bien no fueron groseros ni irrespetuosos con ella, ni siquiera muy exigentes, sí hicieron algunas preguntas molestas a las que ella obedeció.

"Tenían muchas cosas que querían y se olvidaron que pedir 12 cafés, 12 vasos de agua y 12 mimosas tardaría mucho más que pedir para dos o cuatro personas", contó.

Mientras la empleada del restaurante estaba ocupada lidiando con una agitada jornada navideña en el local, notó que nadie en la mesa había pedido la cuenta. Al parecer, habían dejado en claro que no querían hacer más pedidos, por lo que ella contó que después de media hora puso el ticket de la cuenta sobre la mesa y nadie hizo ningún esfuerzo por pagar la comida.

 

Según contó la moza, no había tarjeta ni dinero en efectivo en la mesa para que ella se lleve. "Así que dejo le ticket. Estoy dando vueltas, estoy mirando, no hay tarjeta en la mesa y pasa mucho tiempo. Voy y los reviso, me ignoran", relató. Tiempo más tarde, los comensales le pidieron a la mesera que llamara al gerente y ella cumplió con su pedido.

 

El momento clave de la estafa a la mesera 

 

"Una señora que tal vez me había dicho dos palabras comenzó a llorar totalmente en el restaurante, diciendo que yo era la peor moza que habían tenido en toda su vida". En tanto, los comensales le pidieron al gerente que saque el 20% de propina a la factura, que es lo que generalmente se cobra cuando hay un grupo de más de seis personas en Estados Unidos.

“Mi gerente me dijo, 'sabes en qué haremos una excepción, serás la primera mesa a la que le quitemos la propina automática, por lo que no se le pagará a tu mesero por las últimas horas que pasó sirviéndote', 'gracias a Dios'”, contó la camarera.

 

Además, la mujer agregó que "todos se fueron y prácticamente me escupen al salir, todavía no sé, qué pasó con ellos que yo no sabía. Pero lo peor es que llamaron al día siguiente y pidieron hablar con el gerente general o el dueño. Dijeron que después de dormir, exigen un reembolso completo y les gustaría ver una sanción para mí, ya sea el despido o la suspensión", aseguró la camarera en su relato.

La mayoría de los usuarios de TikTok comentaron que era evidente que la familia estaba tratando de no pagar la cuenta y que estaban haciendo una estafa al causar un alboroto con el gerente del restaurante y pasar por encima a la moza.

Ver comentarios