Hay veces en el que el mal servicio del un mozo puede provocar que un cliente le haga la cruz a un restaurante. Pero si a esa situación le sumas una mala reseña en las redes sociales, la reputación del lugar puede quedar por el piso. Tal y como le ocurrió a un establecimiento gastronómico de España que quedó escrachado por la insólita situación que vivió un comensal con la persona que tenía que atenderlo.

La crítica en cuestión fue volcada en Google, pero rápidamente se extendió por distintos ámbitos, sobre todo Twitter, porque la cuenta @SoyCamarero se encargó de compartirla

“Pues parece que les interesaba bastante el drama a estos clientes”, dice el posteo que tenía adjuntada una captura de pantalla de la reseña.

“Nos hemos sentado en la mesa a las 14:00. Para comer un menú del día mientras visitamos el museo de la ciencia”, comienza el relato del cliente que quedó sorprendido por lo ocurrido: “Son las 15:45 y todavía estamos en la mesa con los segundos platos sin retirar y esperando los postres.

¿Cuál era el motivo de la demora? “A nuestro camarero, su novia Vanesa se la ha pegado con otro, con lo cual lleva tres llamadas, discutiendo con ella, y cinco o seis paradas para enviar mensajes. Se ha liado con otro porque él no quiso salir de fiesta”, escribió el enfurecido comensal.

“A todo esto aquí seguimos esperando”, concluye la épica reseña. No se sabe si finalmente llegaron a probar el postre, pero la historia causó furor y despertó distintas reacciones entre los usuarios.

Hubo quienes se tomaron muy en serio la actitud poco profesional del mozo. Pero también varias personas sostuvieron que el cliente debió sentirse satisfecho, pues además de la comida, vivió una pelea de pareja, con infidelidad incluida, como un espectador de lujo.

Las respuestas más divertidas al tuit viral