El lenguaje inclusivo no deja de generar controversia. No solo entre las distintas generaciones que oponen resistencia, sino que también desde Estado: en los últimos días, el Ministerio de Educación porteño lo "reguló" en escuelas públicas y privadas de la ciudad.

En general, son los jóvenes y adolescentes quienes lo adquieren con más fluidez y entienden la importancia de su utilización como una forma de representar el dinamismo y maleabilidad del lenguaje.

"Es la sociedad, son los hablantes quienes deciden cómo evoluciona su lengua. Lo decidirán también con el lenguaje inclusivo. La lengua cambia muy lentamente siempre", dijo el director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, ante la prensa desde Uruguay, tras ser nombrado Visitante Ilustre de Montevideo en el marco de una visita regional.

En este contexto, una joven de 19 años de nombre Abril decidió realizar un “experimento” y grabó la reacción de su papá, Ezequiel, mientras ella mantenía una conversación con una amiga, con lenguaje inclusivo de por medio, naturalmente incorporado.

Abril compartió el video con la reacción de su padre en la red social TikTok, que no demoró en viralizarse y ser comentado por cientos de usuarios que dividieron las opiniones entre uno y otro bando: básicamente a favor y en contra del lenguaje inclusivo.

“¿Que onda Lu? Sí, sí. Todo bien. Estamos acá con papá, por el Día del Padre. Vinimos a Puerto Madere. Está re linde tode. Vinimos a comer. Yo me pedí una milanese con puré, él unos sonrrentines con una salse medio rari, pero todo bien. Ah, después arreglamos, por fa, porque me quiero juntar con los chiques hoy, también, que va a estar bueno. Hacemos unas pizzes, fue la conversación que mantuvo la chica con su amiga, ante la atenta mirada de Ezequiel.

Pero el hombre no se aguantó: “¿Qué estás hablando?”, le preguntó con insistencia. “Nada, pa. Estoy hablando con Lu”, le respondió. Y ante esto, él retrucó: “¿Qué es eso: pizze, chiques?. Estoy en Puerto Madere dijiste. Es Puerto Madero”, intervino en medio de la charla.

A lo que su hija, le retrucó: “Yo hablo como quiero. En lenguaje inclusivo”. Imposibilitado de dar por terminada la conversación, Ezequiel insistió: “No podés decir así porque primero, si querés hablar en lenguaje inclusivo está mal. No se dice milanese, pizze, Puerto Madere y esas cosas. Dale, Abril, sos grande…”. Tras cortar la conversación, Abril le comunicó que estaba “enojade”, y su padre redobló: “No, no. Enojade no. Enojado”.

"Cómo quedar deseredade en 30 segundes", "Claramente somos de la misma generación con tu papá", "Flaco sos un genio yo ubiese reaccionado igual mí hijo me llega a hablar así le pongo la milanga de sombrero!!!", "Creo que los dos tienen derecho a expresar lo que piensan yo estoy de acuerdo con el papá... Pero respeto las formas y gustos de como hablar", fueron algunos de los comentarios de los usuarios.