El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó este miercoles un acto escolar en el que aprovechó para llamar a los alumnos a rebelarse y que utilicen el lenguaje inclusivo, a pesar de la medida impuesta por el gobierno porteño, que había prohibido la utilización de determinadas palabras en las aulas.

“En la provincia de Buenos Aires, rebelarse es hablar como uno quiere, como una quiere: no decir palabrotas o guarangadas, pero sí expresar lo que uno siente... A tanto tiempo de la Revolución de Mayo, no nos van a explicar desde España cuáles son las palabras que tenemos que usar”, señaló en un planteó claramente contrario a la postura de su par de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larrerta.

Kicillof apareció publicamente durante un acto donde un grupo de chicos le prometió lealtad a la Bandera. Allí comparó la situación actual y le pidió a los jovenes que se rebelen de la misma forma que lo había hecho Manuel Belgrano en la época de la revolución y utilicen el lenguaje que ellos crean conveniente.

La referencia a España apunta a la Real Academia Española, institución cultural dedicada a regular el uso del lenguaje en la comunidad hispanohablante, cuyo director, Santiago Muñoz, criticó recientemente el uso del lengauaje inclusive durante una visita a Uruguay.

“A nosotros no nos gusta, chicos, chicas, prohibir, nos gusta que ustedes puedan expresarse, ser libres, decir lo que sienten, ser rebeldes cuando es por lo demás y sobre todo ser patriotas”, aseguró el gobernador provincial en medio de un discurso que giró en torno al concepto de rebeldía.

“Belgrano decidió crear la bandera a pesar de que muchos pensaban que no convenía. Me parece que vale la pena pensar en la rebeldía, que no es hacer lo que a cada uno se le canta. La rebeldía importante es como la de Belgrano, que decidió crear la bandera no para él, sino para todos y todas; esa es la rebeldía que importa”, reflexionó.

Semanas atrás, la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, prohibió la utilización del lenguaje inclusivo en las aulas.

La medida alcanza tanto a colegios públicos como privados de los tres niveles obligatorios. Ordenaron que no se usen más expresiones con la “e”, la “x” y el “@” incluso en comunicaciones con las familias.

Según argumentaron los funcionarios del área, la medida apunta a eliminar barreras y distorsiones en el aprendizaje.