El mundo gastronómico siempre trae virales historias para contar. Todo lo que tiene que ver con restaurantes siempre deja particulares situaciones que viven los trabajadores y los clientes, o muchas veces los dos. 

En este sentido, una insólita situación se hizo viral luego de una comida que se llevó a cabo en un local de sushi, donde una moza dio a conocer un momento que vivió y que no lo recibió de manera muy agradable. 

Se trata de Caro, una usuaria de Twitter bajo el nombre @carolinaguarni, quien es mesera en un restaurante de la típica comida oriental. En un turno que realizaba, vivió una situación que compartió por las redes sociales.   

 

Sigo muy enojada con una mesa de 15 pibes que atendí”, inició el picante tweet que hizo, el cual se volvió viral en pocas horas y marcó tendencia en la red social del pajarito. 

Cenaron sushi, gastaron 36 mil pesos, les hice un descuento del 10 por ciento porque eran copados y me dejaron 100 pesos de propina”, escribió, indignada, la usuaria en su cuenta de Twitter. 

Tras expresar su malestar, la viralización fue inmediata. Los usuarios compartieron y retwittearon la anécdota, al tiempo que comenzaron a realizar cientas de respuestas contando situaciones similares o criticando a la joven. 

Sin embargo, la que más llamó la atención fue una respuesta específica: se trató de uno de los clientes que fue atendido por ella, lo que causó sorpresa e intriga por parte de los usuarios luego del contundente comentario. 

Viral: la respuesta del cliente a la moza indignada en Twitter

El viral momento estuvo a cargo de Marco Stefani (@marcostefani63), quien aseguró haber sido uno de los 15 comensales que fue atendido por la moza y contó lo vivido desde su punto de vista, algo claramente distinto al planteo inicial. 

 

Hola Caro, ¿cómo estás? Fuimos la mesa de 15 personas ahí en el restaurant N*****l”, comenzó contando el usuario, quien tuvo el detalle de no mencionar el local, algo que tampoco había hecho la mesera.

Seguido, afirmó: “El descuento no fue por copados. Fue por la tardanza de los platos. La comida estaba demasiado valorizada para lo que era. La verdad que cada uno hace lo que quiere con la plata".

La contundente respuesta del usuario causó furor en Twitter. Si bien estuvo lejos de conseguir la repercusión del tweet inicial, dejó en claro que siempre está bueno escuchar las dos posturas sobre una situación vivida. 

Ver comentarios