Se trata de Samantha Lee Ciotta, quien fue apresada por la policía de Beaumont, Estados Unidos, tras ser acusada con comprobantes de abuso sexual al mantener relaciones carnales con alumnos menores de edad de la escuela Beaumont High School.

Ciotta está casada, tiene dos hijos y lo más curioso es que unos meses atrás ya había sido detenida por reiteradas acusaciones de este tipo. Sin embargo, la policía no contaba con las pruebas necesarias para acusarla.

Ciotta fue detenida gracias a los videos que subió a las redes sociales.

Según los alumnos, en una de las grabaciones se ve a la mujer en bata teniendo sexo con dos alumnos de 14 y 15 años. Gracias a estas pruebas, Samantha permanece detenida desde el 20 de septiembre.

Los videos fueron reconocidos por los compañeros de los alumnos protagonistas. "Vimos en Snapchat que la profesora le estaba dando sexo oral a uno de nuestros amigos" dijo uno de los adolescentes.
 

La profesora con uno de los menores.


Otro de los estudiantes que no participó de los encuentros sexuales, declaró que vió en las historias de Snapchat a una mujer "muy parecida a su profesora" por lo que grabó la pantalla y lo hizo circular por todo el alumnado y personal del colegio.

Cuando le consultó al protagonista del video, le confesó: "Si hermano, fuimos durante semanas en su casa y tuvimos relaciones con ella, incluso tríos" y que "si la policía tiene su teléfono, entonces la descubrirán". 

La profesora continúa detenida.

Por ultimo, una de las victimas, admitió frente a personal policial que fue obligado a tener sexo cuando ella se hizo cargo de su tutoría por mala conducta dentro de la institución, dos años atrás.