El ingenio argentino no tiene límites y casi no hay problema que no se pueda solucionar atándolo con alambre. Parece ser que, con ese rollo de zinc, unas pinzas, clavos, martillos y cinta adhesiva solucionamos cualquier inconveniente que tengamos en casa. Sin embargo, hay verdaderos ingenieros criollos que van más allá de esos elementos de construcción y se animan a arreglar la instalación de agua caliente con utensilios que podemos encontrar en la cocina. 

Un claro ejemplo de esto lo protagonizó un usuario de Twitter quien dejó con la boca abierta a más de uno al mostrar cómo solucionó la instalación de agua caliente con una pava eléctrica y se volvió viral. Sí, leíste bien... ¡con una pava eléctrica!

El usuario de Twitter que hizo esta publicación se llama "Bauhasaurus". El posteo se hizo viral y llegó a 21,5 mil "me gusta", más de 1100 retuits y cientos de tuits citados y comentarios. 

Además, el usuario adjuntó la siguiente descripción: "He visto muchas instalaciones mal ejecutadas para calentar el agua, pero nunca una pava eléctrica estuvo involucrada", escribió el autor del tuit, quien se describe como comunicador sobre temas relacionados con la arquitectura, el diseño y el urbanismo.

En la imagen que adjuntó en la publicación viral se veía un sistema de caños de agua, conectados a lo que pareciera ser una bomba presurizadora. Todos esos elementos estaban unidos a nada más ni nada menos que una pava eléctrica. 

Los comentarios de Twitter 

Muchos usuarios comentaron sus experiencias sobre instalaciones parecidas en sus casas o en la de sus amigos y dieron "catedra" sobre cómo ingeniárselas para otros tipos de problemas relacionados. 

"Pero esas pavas consumen muchísima electricidad, sin contar que tienen fama de tener poca vida. Creo que ese sistema termina siendo más caro que el mismísimo calefón eléctrico", comentó una usuaria de Twitter. 

 

"Lo más loco es que como está armado ese sistema hay 3 escenarios: el agua sale apenas un par de grados más arriba que la entrada; rebalsa la pava o se rompe la bomba", explicó otro. Mientras tanto, un alegre usuario, manifestó: "Qué fea manera de morir".

Por último, otro usuario relató una terrible anécdota sobre una instalación de agua de peores características que la de la publicación original: "Casa en (Villa) Gesell. Calefón eléctrico en el baño. Enchufe junto a la luz para que vaya calentando… Al rato entramos, prendimos la luz, y verificamos que calentaba poco. Apagábamos la luz y salimos del baño. Nos dimos cuenta a la hora que, si se apagaba la luz, se le cortaba la corriente".

Ver comentarios