Oficiales de la Base Aérea y Naval de la Isla de Whidbey, en Washington, Estados Unidos, señalaron que una de sus aeronaves estuvo involucrada en la realización de un dibujo “obsceno” en los cielos de la región.

Televidentes de la estación KREM informaron y tomaron fotos de lo que parecía ser el dibujo de un pene sobre cielos norteamericanos. Incluso, una joven madre se quejó con la estación, señalando su molestia al tener que explicar a sus hijos el significado del dibujo.

Los oficiales señalaron que esta actitud es “absolutamente inaceptable” y que ya se están tomando cartas en el asunto para que los responsables de este hecho respondan.

Pese a que la cadena KREM investigó la identidad del responsable de la broma, la Fuerza Aérea se negó, aduciendo cuestiones de "seguridad".