Una joven turista francesa descubrió una cámara oculta instalada en un bote de desodorante cuando terminaba de darse una ducha en un albergue australiano el pasado domingo, informó la Policía de Nueva Gales del Sur.

La mujer había elegido alojarse en un hostal situado en la emblemática playa Bondi Beach, concretamente una habitación con baño compartido. Aproximadamente a las diez de la noche del lunes, la viajera de 27 años acababa de ducharse cuando se percató de la presencia de una bolsa de aseo en el lavamanos que contenía un desodorante en barra en el que aparecía una pequeña cámara escondida. La joven tomó fotos del dispositivo y se puso en contacto con las autoridades.

LEÉ TAMBIÉNGraban a huéspedes de telos y suben los videos en páginas porno

La policía australiana llegó al alojamiento y arrestó a un hombre procedente de Hong Kong, de 36 años, que también se encontraba de vacaciones y con quien compartía el baño.

Los oficiales explicaron posteriormente que, tras revisar las pertenencias del citado sujeto, encontraron una cámara, varios discos duros y dispositivos para almacenar datos con otros videos de mujeres en "actos privados".

El individuo está acusado de haber instalado un aparato para observar o filmar a otros, además de posesión de dispositivos de vigilancia de uso ilícito.