Un sismo de 6.2 grados en la escala Richter sacudió a la ciudad japonesa de Osaka el 17 de junio. Varios hogares quedaron dañados debido al temblor y también hubo víctimas fatales.

La casa de un joven japonés la sacó barata ya que el sismo sólo provocó la caída de algunas estanterías. Sin embargo, el contenido de una de ellas lo humilló frente a su madre.

El temblor hizo que se cayera al piso su gran colección de pornografía, que quedó a la vista de su mamá. Una vez pasada la humillación, el joven decidió compartir la divertida historia en Twitter.