Este domingo 1 de Mayo se celebró el Día del Trabajador a nivel mundial y las redes sociales se llenaron de saludos y homenajes, tanto para quienes tienen una labor como para los que están en búsqueda de un empleo. Muchas empresas y negocios aprovecharon la fecha para compartir contenido creativo y ese fue el caso de una veterinaria de Rosario, Santa Fe.

En las últimas horas la usuaria de Twitter @m4rtinet compartió las capturas de pantalla de las historias de Instagram que la veterinaria había compartido por el Día del Trabajador e incluía una consigna muy entretenida que sumaba la participación de las mascotas.

 

En la campaña para redes sociales sumaron a unos perros, ese amigo "peludo" que siempre está y es parte de la familia, como también lo son los gatos o cualquier otro animal doméstico sin el que algunos no podrían vivir. 

Así la veterinaria realizó unas tiernas historias de Instagram con el objetivo de preguntarle a sus más de 5 mil seguidores si trabajaban con sus "peludos", en referencia a las mascotas domésticas como perros o gatos. Sin embargo, la persona encargada del diseño y redes sociales cometió un insólito error que se viralizó.

"Se confundieron y escribieron pelotu** en lugar de peludo jajajajajaja. Me estoy riendo mucho", escribió la autora del tuit viral junto a dos imágenes de las historias de Instagram en las que la veteriana invitaba a sacarse una selfie con su "pelotu**". 

En la primera imagen la veterinaria consultó ¿Trabajás con tu pelotu**? y en la segunda historia ¡envíanos tu selfie con tu pelotu**! En ambas postales aparecen los tiernos perritos o "peludos", pero el saludo por el Día del Trabajador no salió como se esperaba.

El tuit viral acumuló hasta el momento más de 188 mil "me gusta", más de 20 mil retuits y cientos de comentarios con memes y de usuarios que aseguraron que también trabajan con un "pelotu**". 

 

Algunos usuarios también compartieron fotos de sus mascotas para expresar cómo se sentirían los perros que fueron usados en la publicidad y otros aseguraron, a modo de chiste, que el community manager (CM) de la cuenta era un gato.

Tras la viralización, algunas personas acudieron a la cuenta de Instagram de la veterinaria rosarina para verificar que las historias no fueran "fake" (falsas), hubo quienes llegaron a verla antes de que fueran borradas.

La veteriana tampoco tiene habilitados los comentarios en sus posteos, lo cual no se sabe si estaban desde antes o raíz del tuit viral para evitar malos comentarios de los usuarios. 

 

 

Ver comentarios