Cada día se conocen nuevas y divertidas anécdotas en TikTok, que rápidamente logran volverse viral. Esta vez, todo ocurrió en un restaurante de México, donde una mujer quiso manifestarle “una queja” al mesero y recibió una insólita respuesta que impactó a todos en la comunidad: “Qué rico…”

 

Las redes sociales son un medio ideal para compartir las diferentes experiencias cotidianas, algunas de ellas son forzadas para crear contenido, mientras que otras sorprenden por lo inesperado del hecho. Así fue con la reacción de este mozo que hizo estallar a todos los usuarios de la app.

 

El hecho sucedió en un restaurante mexicano, en el que almorzaban la joven protagonista de la historia y Carlos Pineda, quien compartió el video a través de su cuenta personal de TikTok. Allí, ambos disfrutaban de unas deliciosas bebidas hasta que deciden llamar al mozo para tenderle una trampa.

 

Cuando el trabajador se acerca a la mesa, la mujer le pregunta si puede realizarle “una queja”. Él asiente a la espera de que se trate de un comentario acerca del restaurante o la comida, sin embargo, la respuesta de la chica lo dejó atónito: ella, en vez de hablar, realizó un gemido sexual.

 

Pero ante una insólita reacción, otra más inesperada respuesta: “Qué rico”, contestó el mesero rápidamente e impactó a los presentes. La divertida secuencia no tardó en viralizarse en TikTok y superó las más de 1 millón y medio de reproducciones.

@carlospineda5 Jajaja buen mesero���� ���� #foryoupage #comedy #tiktok ♬ sonido original - Carlos Pineda

 


La reacción de los usuarios

 

“Jajajaj buen mesero”, compartió @carlospineda5 en la descripción del video. Como ni la respuesta de la cliente ni del mozo fueron las esperadas en el clip, eso hizo que estallará de reacciones. Aparecieron más de 74 mil me gustas y 300 comentarios, que van desde la sorpresiva respuesta del mozo hasta una “falta de respeto” por parte de los comensales.

 

“El estafador resultó estafado”, comentó uno de los usuarios, en relación con la rápida reacción del mesero, mientras que otros aseguraron: “El mesero creo que pensó en voz alta”; “Vio la oportunidad y la aprovechó”; “Fue puro reflejo”; “No me esperaba esa respuesta”; entre otros.

 

Asimismo, hay quienes reprochan la trampa o broma que quisieron hacer los dos jóvenes mientras el hombre se encontraba en su jornada laboral: “el mesero soportando eso con tal de la propina” o “no es justo que tengan esos tratos con alguien que está trabajando”. No obstante, a la mayoría le causó risa la conversación entre ambos mexicanos.

Ver comentarios