Matías Resano estuvo en la zona oeste del conurbano con el drama de más de 15 familias, que fueron engañadas por una empresa que les prometió casas prefabricadas. Ellos ya pagaron pero todavía no tienen nada: la excusa es que no tienen material para las casas.