El entrenador Leonardo Astrada reveló detalles de la recordada pelea entre los referentes Eduardo Tuzzio y Horacio Ameli, en plena Copa Libertadores 2005, y reconoció que “nunca” esperó una “situación como esa”.

“Fue un momento difícil porque son decisiones que vos tenés que tomar en milésimas de segundos, siempre pensando en lo mejor para el equipo y la realidad es que nunca esperé una situación como ésta”, explicó.

A quince años de aquel escándalo que trascendió mediáticamente, Astrada confesó que el escenario que le habían planteado era “diferente a lo que realmente era”.

“Tuve concesiones con Eduardo para que pudiera manejar el tema con la tranquilidad que necesitaba, pero nunca imaginé qu. esto sucedería”, explicó. Y agregó: “Fue en una reunión previa a un entrenamiento. Yo les había comunicado el plan de la semana. Y después le di la palabra a Eduardo para que pudiera agradecerle al grupo por las concesiones que le había dado. Y salió con esto. Nos sorprendió a todos. No es que yo de antemano sabía lo que iba a pasar”.

Sin revelar mucho detalle, Astrada repitió que quedó molesto con ambos jugadores: “Yo me sentí más defraudado por Eduardo que por Coco. Yo no sabía la situación de Coco. Sí la d. Eduardo, porque él me había venido a plantear una situación. pero una situación totalmente diferente”, explicó. 

“Yo confié, traté de acompañarlo y darle las libertades para que él manejara los tiempos de cuándo concentrar, cuándo no, cuándo irse, cuándo volver. Entonces, ahí me sentí dolido, pero con la tranquilidad de que lo que hice fue tratar de apoyarlo en lo humano”, agregó.

Con el tiempo, sin embargo, Astrada piensa que podría haber separado a ambos jugadores del equipo. “En su momento, la idea inicial era que se fueran los dos. Primero lo de Coco, si pasó, no es algo normal dentro de un grupo de trabajo. Uno si quiere hacer cosas las tiene para hacer por afuera, tiene facilidades para hacerlo por afuera, pero en este caso si yo me hubiera enterado antes, hubiera tenido otro tipo de decisión”, indicó.