El entrenador Reinaldo Carlos  Merlo fue dado de alta este martes luego de haber permanecido internado  durante cuatro días a raíz de un infarto, que obligó a la  colocación de dos stent. “Mostaza”  Merlo ya descansa en su domicilio, luego de las operaciones en  las que le ubicaron prótesis vasculares para ensanchar los  conductos de circulación sanguínea porque tenía dos venas tapadas  en un 70 por ciento.

En ese sentido, detallaron que el entrenador está “ansioso” por  observar la Supercopa Argentina de este miércoles entre River y   Boca, en Mendoza, la cual seguirá por televisión desde su casa. El entrenador de 67 años sufrió un infarto en su domicilio y  fue internado en el Sanatorio de los Arcos. Hasta este episodio no había tenido antecedentes  cardíacos. 

Merlo participó el jueves de una charla en un programa de  radio en horas de la tarde y tenía planificado ir a comer con  amigos, pero sintió un fuerte dolor en el pecho. Por eso, decidió ir al centro de salud, donde decidieron  dejarlo internado y comprobaron que había tenido un infarto.

En los últimos días, en Twitter se hizo tendencia el hashtag  #FuerzaMostaza : Racing y River entre otros se sumaron  institucionalmente a la campaña y le desearon una pronta  recuperación. El exarquero Ubaldo Fillol, compañero de Merlo en el club de  Núñez, también se sumó al pedido con una emotiva foto juntos  rememorando épocas gloriosas en el Millonario.

También, el  periodista Horacio Pagani, amigo de toda la vida del DT,  le dedicó unas sentidas palabras en  la red social del pajarito. Merlo, ídolo de Racing al conseguir el título de campeón en  2001 tras 35 años de sequía de la institución de Avellaneda, tuvo  su último trabajo en el fútbol de Ecuador, en Fuerza Amarilla,  donde lo despidieron a mediados de agosto del año pasado.