Una decena de personas con banderas de Palestina y camisetas de la Selección Nacional manchadas de sangre, se acercaron a la práctica que dispuso este martes Jorge Sampaoli en la Ciudad Deportiva "Joan Gamper" del Barcelona para protestar por el amistoso frente a Israel, el último de la gira previo al comienzo de Rusia 2018. 

El colectivo que defiende a los palestinos (@guardaceci)

Desde que el presidente de Estados Unidos Donald Trump trasladó la sede diplomática, se reavivaron los conflictos entre israelíes y palestinos, dejando como saldo 62 de estos últimos muertos en la Franja de Gaza.

La albiceleste manchada con pintura roja simulando sangre. (Twitter)


En ese contexto, la posibilidad que existía de que se dispute el amistoso, no pasó desapercibido para los defensores de la causa palestina.


El domingo pasado, 70 nenes palestinos le escribieron una carta a Lionel Messi para pedirle que no participe del amistoso en cuestión. "¿Es acaso lógico que Messi, el héroe, vaya a jugar en un estadio construido sobre las tumbas de nuestros ancestros?", dice uno de los pasajes más crudos del texto.

La protesta llegó hasta el alambrado.

Pero por contrato, el astro de Barcelona debía jugar al menos 45 minutos de este duelo que finalmente no se disputará por una cuestión de lógica.