La tormenta económica que se vive desde principios de mes tuvo sus consecuencias en los precios. Según la empresa de marketing Focus Market, los alimentos fueron los principales productos que más aumentaron tras la devaluación durante la primera quincena de mayo.

En el top 10 de categorías de productos que más aumentaron en el período seleccionado se encuentran la harina (+15,3%), pastas secas (+7,7%), galletas (+2,7%), gaseosas (+3,3%), cervezas (+3,9%), yerbas (+4,2%), aceite (4,2%), queso untable (+4,1%), detergente (+2,5%), pan de molde (+2,1%), lámparas (+9,3%) y flanes (+6,7%).

El estudio fue realizado a través de Scanntech (lector de código de punto de venta) en 515 puntos de venta en todo el país. En tanto, el director de Focus Market, Damián Di Pace, remarcó que además de la devaluación del peso hay que contemplar otros componentes que también "adhieren o confluyen en el mismo momento de la devaluación".

"El empresario tenía pendiente incorporar a precios el ajuste de tarifas de abril, la suba de la nafta, acuerdos paritarios salariales y bonos compensatorios no remunerativos", explicó. Y agregó que "a eso se le suma el costo de endeudamiento por suba de tasas de referencia del Banco Central".

"La derivación a precios tiene componentes por la devaluación del tipo de cambio y por lo menos hasta julio habría derivación a precios en los productos como consecuencia de todos estos factores que, en definitiva, muestran un plato en góndola con alza de precios", añadió.

Para el especialista, "hoy, optar por segundas y terceras marcas ya no es un sinónimo de pérdida de valor o de status. Por el contrario, es una elección de los consumidores que se impone en el contexto inflacionario".