Las Naciones Unidas estima que, para nutrir a la población mundial estimada en 9,8 mil millones de personas en 2050, se necesitará producir más alimentos en los próximos 40 años que en los últimos 10.000 años.

Solo en la Argentina, se pierde un kilogramo de comida por persona ya sea de forma accidental o intencional, según informaron los expertos al conmemorarse el día Mundial de la Alimentación.

Entre los factores que afectan el sistema alimentario mundial, se encuentra el cambio climático, la inseguridad y la escasez de recursos que se traduce en falta de medios de vida para los productores y la combinación de la desnutrición y el sobrepeso, es decir, la malnutrición.

Por lo tanto los especialistas enfatizaron en diseñar un sistema alimentario y agrícola más sostenible y eficiente con el propósito de que todas las personas tengan acceso a alimentos saludables y nutritivos.

Los números que preocupan

El 40% de las calorías que se producen son desperdiciadas y un tercio de todos los alimentos que se producen en el mundo termina en la basura. Además, el 6% de las pérdidas mundiales de alimentos se dan en América Latina y el Caribe.

Por otro lado, el 15% de los alimentos es lo que desperdicia la región, a pesar de que 47 millones de sus habitantes viven con hambre. Y lo paradójico es que 30 millones de personas se podrían alimentar con los alimentos que se pierden.

¿Qué podemos hacer?

Ser responsables en la compra de alimentos chequeando la etiqueta de caducidad de los productos para consumirlos a tiempo y no tener que tirarlos. También almacenar adecuadamente los alimentos y respetar la cadena de frío.