Por Sofía Crotti
@soficrotti

El viernes a la noche Cancillería confirmó que había dos argentinos muertos entre las 110 víctimas fatales del accidente aéreo en La Habana. Oscar Hugo Almarás y Dora Beatriz Cifuentes estaban de vacaciones en Cuba cuando decidieron abordar el Boeing 737-200 que se estrelló minutos después de despegar con destino a Holguín.

"El Gobierno de la República Argentina se encuentra profundamente conmocionado por el fallecimiento de los compatriotas”, había expresado el ministerio de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie.

“Eran excelentes personas. Es injusto lo que pasó”, aseguró Andrés Cifuentes, sobrino de Dora Beatriz, en diálogo con Crónica.com.ar. “Cuando me llamaron de Cancillería yo estaba trabajando. Fue un frío que me invadió el cuerpo y no lo podía creer. Corté y le decía a mi compañera: ‘Pero si estuve con ellos hace poco’. No salía del asombro”, relató y dio detalles sobre la charla: “Me hablaron de tres sobrevivientes, pero que lamentaban informarme que mis tíos no sobrevivieron”.

El avión se estrelló minutos después de despegar. (AFP)

“Ellos vivían en Mar del Plata. Tenían una paz, una tranquilidad al hablar. Este año fui de vacaciones a Rawson a ver a mi papá, hermano de Dora Beatriz. Allí nos encontramos después de mucho tiempo. Mi tía y Oscar se llevaban muy bien. Eran muy compañeros. Ella tenía reumatismo y me decía: ‘Estos dolores, no sabés cómo me tienen'. No estaba bien. Mi tío la cuidaba mucho, no los olvidaré”, reveló el joven que vive en Bahía Blanca.

Oscar Hugo Almarás falleció junto a su mujer en la tragedia aérea. (Facebook)

“No sé por qué tomaron ese vuelo. Mi tío se estaba por retirar del banco en el que trabajaba y nos había comentado que tenían planeado viajar a algún lugar con mi tía para distenderse y descansar", explicó el joven. 

Sobre el traslado de los restos, Andrés aseguró que “no se sabe nada aún”. “Cancillería le dijo a mis tíos que debían esperar un par de días a que haya más información y que si había alguna novedad se comunicarían", detalló. 

Dora Beatriz y Oscar tienen un hijo, Lionel, que vive en Mar del Plata. “Una de mis tías viajó hoy para acompañarlo en este momento porque está sin consuelo”, aseguró su primo.

Por último Andrés contó cómo fue la última vez que se vio con sus tíos: "Un día antes de irme de Rawson y antes de que ellos volvieran a Mar del Plata, mi tío me dio un abrazo. Fue uno de esos abrazos que transmiten algo más. Lo sentí como el último. Yo le dije 'nos vamos a volver a ver'".