Por ser inoloro, insípido y no irritante, recibe comunmente el nombre de "asesino silencioso". Y es que, cada año, lamentablemente, se registran numerosas muertes provocadas por la inhalación e intoxicación de monóxido de carbono. Los casos por fallecimientos aumentan con la llegada de las bajas temperaturas, ya que se incrementa el uso de artefactos de calefacción en ambientes cerrados.

La peligrosidad de la intoxicación se produce por la mala combustión de gas natural, leña, carbón, querosén o nafta. Pese a que el intruso es silencioso, pueden llegarse a detectar síntomas como  dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, debilidad, cansancio y/ pérdida de conocimiento. Además, hay una serie de medidas de prevención para tener en cuenta. 

LEÉ TAMBIÉN: El "asesino silencioso" se cobró otras dos vidas

La doctora Valeria El Haj explicó: "la inhalación de monóxido de carbono reemplaza el oxígeno en el torrente sanguíneo, lo que conlleva al sufrimiento de distintos órganos como el corazón y el cerebro, y si bien todos estamos expuestos, quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares y los fumadores". 

Medidas de prevención

• Dejar una ventilación permanente en cada ambiente. Además de ventilar toda la casa una vez por día, es fundamental mantener siempre abierta una ventana o puerta en los ambientes calefaccionados, incluso cuando hace frío.
• Las intalaciones a gas deben ser realizadas por profesionales matriculados.
• Observar que la llama de gas sea siempre de color azul. La llama amarilla o anaranjada es signo de mala combustión y generación de monóxido.
• No usar horno ni hornallas para calefaccionar el ambiente ya que consumen mayor cantidad de oxígeno.
• En caso de utilizar brasero o estufa a querosén, apagarlos afuera de la casa antes de irse a dormir, siempre. No dormir nunca con estos artefactos encendidos.
• Abrir al menos dos veces al día durante 30 minutos las puertas y ventanas de la casa.
• No instalar calefones en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.
• No dejar el auto con el motor encendido en el garaje sin que el lugar esté ventilado.
• Nunca encender un grupo electrógeno en el interior de la casa: el artefacto en funcionamiento siempre debe estar afuera.
• Controlar anualmente las instalaciones y el buen funcionamiento de los artefactos de la casa.
• En baños, dormitorios y ambientes cerrados solamente instalar artefactos con salida al exterior (de tiro balanceado).

LEÉ TAMBIÉN: El asesino silencioso mató a una pareja de ancianos

En caso de detectar síntomas, los afectados deben abrir las puertas y ventanas. En todos los casos, concurrir al hospital más próximo al domicilio. El tratamiento adecuado evita complicaciones y secuelas que pueden aparecer varias semanas después.

Teléfonos útiles

Servicios de Toxicología que atienden las 24 horas:
Hospital Gral. de Agudos Juan A. Fernández: 4801-7767 y 4808-2655
Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez": 4962-6666 / 2247
Hospital de Niños Pedro de Elizalde: 4300-2115