Los meses de obra quedaron atrás y ayer la avenida Corrientes fue reabierta al tránsito, aunque con su nueva estructura peatonal, entre las 19 y las 2. La vuelta del tránsito fue encabezada por el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, quien destacó que la obra se consiguió gracias al trabajo “en equipo con los teatros de la zona, con la Cámara de Comercio, viendo cuál era la mejor manera de recuperar y darle vida a Corrientes.

Además, destacó que la intención es que la zona “se consolide como un polo de atracción para todos los porteños y los turistas también”. Las obras se desarrollaron en etapas: entre Junín y Callao se crearon dos carriles exclusivos para el transporte público, entre Callao y Cerrito funcionan dos carriles para autos particulares sobre la izquierda y los dos para taxis y colectivos a la derecha; y entre Carlos Pellegrini y Florida se ampliaron las veredas sobre dos carriles, manteniendo la circulación vehicular previa a la obra.