Mientras la atención está puesta en lo que pasará en las próximas horas en la Morgue Judicial, con el cuerpo hallado el pasado martes en el río Chubut y la confi rmación de que la identidad corresponda a Santiago Maldonado, Crónica se acercó a uno de los escenarios más apuntados durante estos 78 días de investigación y estuvo presente en las tierras de la comunidad mapuche Pulof, que protagonizó la protesta de aquel 1º de agosto sobre la Ruta 40, cuando fue visto con vida por última vez el joven artesano.

Romina Jones Huala dialogó con este medio y explicó qué fue lo que pasó aquel día en la manifestación. Además, la joven apuntó y acusó a Gendarmería por la desaparición de Santiago y a Benetton por actuar “en complicidad”. En este sentido, la mapuche sostuvo: “Que el cuerpo fue plantado y es de Maldonado” y que “para poder entrar a dejar el cadáver hay que pasar por los campos de Benetton o del otro lado del río Chubut”.

Y agregó que “es evidente que el cuerpo tiene varios días de descomposición. Ultrajaron la persona y el espíritu”. En relación a la protesta del 1º de agosto, que tuvo lugar en Resistencia de Cushamen, en Chubut y que dejó varios detenidos que fueron trasladados a Bariloche, la joven reconoció que, ante la represión de las fuerzas policiales, “nos defendimos con piedras” y expresó su dolor porque “Santiago vino para ayudarnos y le pasó esto”.

Al respecto, añadió que “siempre se llevaron nuestras herramientas de trabajo” y que “nos decían que tenían que matar a uno”. En tanto, la mapuche se refirió a los cuestionamientos que recibió la comunidad durante los 78 días en los que se investigó el paradero de Santiago Maldonado. “Siento tristeza y bronca porque nos ponen en duda. Yo soy madre y nos dicen que somos terroristas. El viernes nos avisaron del rastrillaje y nosotros participamos”, cerró Romina Jones Huala.