Por Luciano Bugner

Volvieron los encuentros entre gremios docentes y el gobierno nacional. Este martes, en el Ministerio de Educación, se vieron las caras funcionarios y representantes de UDA, AMET y CEA, ya que el sindicato Ctera decidió no participar de la reunión por considerarla "ilegal e inconstitucional". Alejandro Finocchiaro, duro con esa conducción gremial, disparó: "Eligieron el palco con Moyano".

El resumen de la reunión fue el armado de tres comisiones (formación y capacitación docente; condiciones laborales e ingreso a la carrera) que comenzarán a funcionar la semana que viene, luego de que cada sindicato envíe sus técnicos para trabajar de manera conjunta.

Además, según informaron desde la cartera laboral, se acordó una mejora de 210 pesos adicionales para solventar el material didáctico que se va a pagar durante los 12 meses del año, cuando antes se hacía sólo en diez. Asimismo, continuará el fondo compensador docente, que facilita una asistencia a las provincias que más lo necesitan.

La reunión comenzó de manera un poco tensa, ya que los tres sindicatos plantearon el restablecimiento de la discusión salarial, pero según funcionarios, finalmente "los dirigentes reconocieron el espacio de diálogo". En boca del ministro Finocchiaro, la reunión fue "sumamente positiva".

En ese sentido, Sergio Romero (secretario general de la Unión de Docentes Argentinos) celebró la reunión y se distanció de la postura tomada por Sonia Alesso, titular de Ctera. "Nosotros concurrimos porque a pesar de la diferencia entendemos que tenemos que discutir con el Estado empleador. Eso no implica para nada la aceptación en todos los puntos, sobre todo los referidos a la discusión de paritarias".

Por su parte, Ctera, gremio con mayor cantidad de afiliados a nivel nacional, no participó pero sí fue hasta el Palacio Pizzurno para "impugnar una convocatoria que es inconstitucional. Es una reunión que está convocada de manera informal. Fue mediante un mail que ni siquiera tiene una firma", puntualizó Alesso.

Es así que este miércoles denunciarán ante la OIT la "arbitrariedad del decreto del gobierno nacional que intenta eliminar la Paritaria Nacional Docente". Además, no descartan la convocatoria a alguna medida de fuerza.