Por Matías Resano
mresano@cronica.com.ar

Ser solidarios en el dolor, en ello consisten las admirables y conmovedoras historias de padres, hermanos, hijos y familias enteras para superar la pérdida de un ser querido propia de diversas manifestaciones delictivas, poniendo en marcha diversos proyectos benéficos basados en la asistencia y la concientización. Un impulso que no sólo radica en convertir la tristeza en afán por el otro, sino también en un mecanismo de prevención para evitar más asesinatos como los que ellos mismos padecieron.

"Hoy tengo hijos de la sociedad, prefiero seguir con mi dolor pero que nadie más sufra". El testimonio pertenece a Gustavo Villica, papá de Matteo, asesinado el 28 de diciembre de 2018, en Loma Hermosa.

El adolescente, de 16 años, fue abordado por dos motochorros que lo ejecutaron a balazos, y semejante tragedia, entre tantas otras sensaciones comprensibles, despertó en el papá una impresión: "Ahí vi que no me ocupé de la sociedad, porque siempre me fijé en mi familia y no en el afuera. Me di cuenta de que ocupándose se pueden cambiar las cosas".

Con esta convicción, la familia Villica puso en marcha un comedor en su propia casa, en la localidad bonaerense de Loma Hermosa, para continuar con la vocación social del joven, entendiendo que era la mejor manera de recordarlo, pero también con el fin de "dejar el mensaje de que siempre hay una persona que te dé una mano, porque considero que delinquir es el último camino", dejó en claro Gustavo.

Una obra similar llevan adelante Mauricio y Andrea en la localidad bonaerense de Rafael Castillo. Ellos son padres de Lautaro Villaverde, quien fue salvajemente atacado por Luis y Néstor Ledesma, el 27 de julio de 2019.

Al repartidor, de 19 años, le estrellaron un cascote en la cabeza y lo apuñalaron tras una discusión de tránsito. A pesar de ello, las condenas establecieron 17 y 15 años de prisión, mucho menos de las pretensiones de sus padres, causando una sensación profundamente desoladora.

Invadida por esa angustia, Andrea, una noche, "antes de dormir le dice a Lautaro, a través de una imagen, que no puede más con el dolor y lo sueña a él con ella rodeada de bolsas; el sueño constaba en transformar el dolor en empatía con el prójimo", relató Mauricio.

A partir de entonces, se abocan a recaudar donaciones para destinarlas a tres merenderos y un comedor, y por estos días pusieron en marcha una colecta que será entregada al pueblo Cien Hectáreas, en Misiones, por pedido de la mamá de Rodrigo Salazar, también víctima de la inseguridad y la violencia. (Las donaciones pueden manifestarse llamando al 1162113034). Al respecto, el padre de Lautaro enfatizó que "no nos podemos quejar del mundo si no intentamos cambiarlo, y el golpe que nos dieron lo devolvemos con amor".

Por su parte, Pablo Pérez, entre tantas propuestas solidarias que encabeza, ideó, junto con su organización La Plata Solidaria, un plan de desarme que consiste en alejar a los jóvenes de la marginalidad, incentivando a que entreguen sus armas a cambio del dinero equivalente al costo de estas, y de un curso de capacitación de diferentes profesiones.

Actualmente un centenar de personas aprenden peluquería, cocina y reparación de teléfonos celulares. En este sentido, Pablo reconoció que "hemos tenido chicos que no andaban por buen camino, y es muy maravilloso verlos concurrir al curso".

El referente social perdió a su papá en 1999, cuando fue ejecutado a balazos por un delincuente, a quien él fue a buscar a su domicilio en busca de venganza. "Hasta me ofrecieron matarlo, y cuando estaba ahí en el barrio del homicida, me dije: ¿Qué estoy haciendo?. En ese momento hice un clic, y en la solidaridad encontré una forma de saciar todo eso. Así fue que le entregué ropa a la hermana del asesino de mi papá sin saberlo".

También a la concientización recurrió la familia Schott en nombre de Juan Enrique, arrollado junto a Eugenio Tretyakov, Nehuen Marino, y Jorge Arce, quien fue el único que salvó su vida, en El Bolsón, provincia de Río Negro.

En la jornada de ayer, Enrique Schott, junto con su esposa, llevó adelante una jornada benéfica en la plaza Pagano de dicha ciudad, con el lema "divertite sin alcohol", a modo de un festival que incluía shows, bailes y venta de jugos.  Justamente durante 24 horas no se expidieron bebidas alcohólicas en ningún comercio, discoteca o bar.

La propuesta se basa en la propia experiencia familiar, dado que el asesino al volante, Francisco Chávez, conducía alcoholizado cuando mató a los tres menores.

En referencia a ello, el papá de Juan Enrique señaló que "se trata de evitar que nadie se suba a un vehículo y sea un potencial asesino".

A su vez, el hombre reveló, causando profunda admiración y emoción, que a Chávez "ya lo perdonamos, porque no se puede vivir con odio. Tuvimos una reunión con él, vimos que hizo una reacción, y hoy cuenta lo que hizo en las escuelas. Nos pone contentos que esté intentando cambiar su vida".

Historias impactantes, que conmueven, impactan, dignas de aprender e imitar, y que una gran referente de familiares de víctimas como Vivian Perrone, mamá de Kevin Sedano, también víctima de un asesino al volante, el 1º de mayo de 2002, consideró que "son familias que dedican su tiempo y hacen un esfuerzo económico en respuesta al dolor y a la impunidad de nuestra Justicia, entregando amor. Lo hacen en silencio. No nos podemos vengar con sangre, porque no somos asesinos, ni tampoco lo fueron nuestros hijos, por eso somos solidarios y firmes en el reclamo".

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos