El mundo se vio paralizado durante este martes por unos minutos frente a la caída masiva de varios sitios webs, portales de noticias y redes sociales, entre ellos el sitio de la Casa Blanca, el del Gobierno británico y de importantes medios de comunicación alrededor del planeta.

Redes sociales como Twitter, Spotify, Amazon, Google, Twitch y Reddit empezaron a experimentar problemas, como el de que no abrían o sus imágenes no cargaban. Efecto dominó en el que también cayeron medios como New York Times, The Guardian, Le Monde o Financial Times.

Al intentar consultar estos portales, aparecían mensajes que indicaban que el servicio no estaba disponible o había un error de conexión, mientras que en la página de la Casa Blanca aparecía un mensaje diciendo que el portal "no estaba funcionando".

De igual manera, la página web del Gobierno británico, www.gov.uk, que engloba a los diferentes ministerios del Ejecutivo británico y permite realizar trámites oficiales, daba un mensaje de error que rezaba que no estaba disponible.

Se trató de un problema generado a partir de la caída de Fastly, servidor web con sede en la ciudad estadounidense de San Francisco, reconoció un problema poco antes de las 10 GMT (las 7 en Argentina), y en repetidas actualizaciones en su sitio web dijo que "continuaba investigando el problema".

Aproximadamente una hora después, la compañía dijo que había "identificado el problema y aplicado una solución", en tanto que poco después informó que "los clientes pueden experimentar una mayor carga de origen a medida que regresan los servicios globales".

"Una configuración de servicio ha provocado interrupciones en nuestros POPs a nivel mundial y hemos desactivado esa configuración", advirtió la firma estadounidense.

¿Qué es Fastly?

Fastly es un proveedor estadounidense de servicios de computación en la nube, un gigante tecnológico que proporciona una CDN o red de distribución de contenidos. 

Se trata de una red superpuesta de computadoras que almacenan copias de datos, colocados en varios puntos, con el fin de maximizar el ancho de banda para el acceso a los datos de clientes en internet.

La mayoría de grandes medios usan este sistema, de ahí que su caída se haya notado en todo el planeta.

La empresa ha llegado a lograr unos beneficios de más de 200 millones de dólares durante su último ejercicio, por lo cual muchas webs estaban asociadas con Fastly, y esta caída ha provocado que dejasen de funcionar.