Tras cumplirse 26 años del atentado en la embajada de Israel que dejó 22 muertos y más de 200 heridos, se llevó a cabo en el Espacio Memoria y Derechos Humanos  un emotivo homenaje, luego de establecerse el 17 de marzo en nuestro país como el "Día de la Memoria y Solidaridad con las víctimas".

El evento tuvo lugar en la ex ESMA (ubicada sobre la avenida Libertador al 8.100) y contó con la presencia de la vicepresidenta de la nación, Gabriela Michetti, el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo, Claudio Avruj, el ministro de Justicia, Germán Garavano y el embajador israelí en nuestro país, Ilan Sztulman, además de familiares, sobrevivientes y diplomáticos de diversas naciones.

Michetti comentó que “cada vez que llega esta fecha la ciudadanía tiene una sensación de vacío, y refleja que la herida de ese día es un clamor por justicia por los 22 inocentes que el terrorismo se llevó puesto, y con la memoria como nación donde el terrorismo no tiene nada que hacer. Este hecho fue una bisagra en nuestra historia y este lugar (en alusión a la ex ESMA) es un símbolo de que este tema es una prioridad en la agenda del gobierno”.

Hay que resaltar que a fines del año pasado se sancionó la ley nacional 27.417 que declaró al 17 de marzo como el “Día de la Memoria y Solidaridad con las víctimas”, por lo que el gobierno argentino decidió que esta primera edición de dicha fecha se llevará cabo en el organismo ubicado sobre la avenida Libertador.

En cuanto a las actividades que se llevaron adelante, primero se vió un video homenaje de aquel día, luego un familiar de una víctima encendió una vela de manera simbólica y se llevó a cabo una exhibición fotográfica llamada “Solidaridad es memoria”, en la cual hay imágenes de los vecinos, el barrio, la iglesia y lo que fue la embajada luego de ocurrido el atentado.

Este material fue aportado por ARGRA (Asociación de Reporteros Gráficos de las República Argentina) y dos reconocidas editoriales, en un muestra que podrá ser visitada por la sociedad por dos semanas más en dicho lugar.

En tanto, el embajador Sztulman argumentó que “instituir este día de la memoria es una conquista que pertenece a las familias y sobrevivientes, ya que pasó un cuarto de siglo de lo que ocurrió y todos somos responsables de mantener esta llama encendida de la memoria colectiva”.

Fuente: Télam