Por Alicia Barrios 
abarrios@cronica.com.ar 

Bajo un mismo cielo. Durante siete días en Aristobulo Del Valle, Misiones, estudiantes de 12 escuelas y de 7 aldeas investigaron y debatieron juntos propuestas sobre las problemáticas que eligieron trabajar: discriminacion y falta de atención departe de los adultos. Indiferencia. Elias Duarte ( 17 ) comentó su experiencia: "el tema lo elegimos nosotros. No fue impuesto. Nunca había trabajado con chicos de otros colegios y está bueno porque hay mucha rivalidad entre escuelas entonces conoces gente que no hubieras conocido jamás".

El 56,8 por ciento de la población encuestada considera que los jóvenes no son escuchados. Además, según los datos obtenidos, observaron que el sistema educativo fomenta la falta de escucha. Un 45 por ciento cree que la escuela no brinda los espacios adecuados para que los jóvenes puedan expresarse y ser escuchados.

El 49,7 sostiene que el enfoque de la educación actualmente está puesto en herramientas para la salida laboral y ganar dinero y recién en tercer lugar se postula que se enseña a pensar y tener criterio propio. Lo qué explican que es de mayor gravedad, es que en último lugar se señala la educación con valores.

Esta problemática es la que azota, induce a la droga, al suicidio y mata a miles de jóvenes en el mundo. En los testimonios que recibe Scholas en los 190 países que participa salta la indiferencia y la discriminacion. Aristobulo del Valle convocó 400 jóvenes querían participar 700 pero no se daba abasto.

Al finalizar la presentación de conclusiones y propuestas a las autoridades, los jóvenes que participaron en la comisión de arte presentaron una canción que compusieron durante la semana. Treinta subieron hasta con violines, guitarras, bombos legueros, órganos, uquelele y pusieron letra con música al dolor.

Emotivo

El momento más conmovedor fue cuando un grupo de chicos aborígenes pequeños, cantó el himno nacional en guaraní. Todos nos pusimos de pie y a mí me temblaban las piernas. Elias Duarte vive en la comunidad Alde Kaa guy Poty y explicó: " para mí como aborigen fue muy importante participar de este encuentro con mis hermanos de la comunidad. Pudimos debatir las propuestas nuestras. Escuchar y ser escuchados. A nosotros nunca nos habían invitado para participar en un evento de estas características. Una gran ayuda para hablar, poner en palabras todo lo que sentimos".

Eldor " sombrero" Hut, el intendente de Aristobulo Del Valle, oyó, sin perderse detalle a cada uno de los jóvenes expositores. Al final llego el turno de hablar y hacer la devolución: "Fue una experiencia nueva de convivencia, que da la posibilidad que ustedes puedan expresarse. Son temas con los cuales nos comprometemos y tomamos las sugerencias para que les sea constructivo. Los felicito".

Algo tenemos que aprender de este hombre humilde, sabio, que caminaba todos los días, de chico cinco kilómetros, para llegar a la escuela, dejo claro que nadie se sienta incómodo por hacer una propuesta que para él no eran críticas, los alentó a hablar con libertad porque por el contrario no iba a cuestionar sino que aprendía cosas.

Fue ovacionado
Me fui de Aristobulo caminando las pisadas del indio y feliz de Francisco que va cumpliendo su sueño de recorrer el mundo con Scholas para cambiar la educación. Viajó a Roma con la buena nueva, los ojos teñidos de colores de la selva y los oídos plenos de testimonios de esperanza. Gracias Misiones: "rosada flor de lapacho,morada flor de cedron , por más lejos que me vaya, los llevo en mi corazón".