El último miércoles, en horas de la tarde, en la bañadera de un departamento emplazado en la intersección de las calles de República de Siria y San Juan, de la ciudad de Mendoza, fue encontrada sin vida, Karen Agustina Violi, de 20 años.

Debido a un importante olor a podrido, que salía desde la citada propiedad ubicada en el segundo piso, vecinos del inmueble llamaron a la policía. Al ingresar los uniformados, en el baño hallaron el cuerpo de la chica en avanzado estado de descomposición.

En tanto, la autopsia indicó que el cadáver no presentaba golpes, ni una muerte violenta. Por su parte, el fiscal Horacio Cadile al frente de la investigación aguarda, para avanzar con la causa, los resultados de una batería de estudios anatomopatológicos, con las cuales podría determinar el motivo del misterioso deceso. En tanto la carátula de la causa es "averiguación de muerte".

Tras la noticia, medios locales publicaron que la fallecida había nacido en Valle de Uco, Mendoza, y estudiaba el profesorado de Educación Física en el instituto Santa María Goretti.

Karen, la joven encontrada sin vida en su casa.

Por último, indicaron que Violi trabajaba como relaciones publicas en boliches de la zona. Además, que vivía junto a unas compañeras, hacía más de un año, y que estas no estaban al momento del deceso porque se encontraban de vacaciones invernales.

Novedades del caso
En las últimas horas la Justicia trabaja en una herida que presentaba el cadáver de la joven en una de sus piernas.

Por otra parte, se supo que Karen fue vista por última vez el pasado 14 de julio cuando compró unas medias Can Can, en el comercio de un hombre.