El fiscal que investiga el vuelco de un micro de Chile en el que murieron tres chicos el viernes último en el límite internacional con Mendoza, dijo que la justicia procesa una denuncia por la desaparición de un bolso con 2 millones de pesos chilenos, es decir casi $65.000 argentinos, que estaban dentro del rodado, cuyo conductor continúa detenido.

Integrantes de la delegación deportiva chilena que el pasado viernes en la madrugada sufrieron un accidente en la localidad mendocina de Las Cuevas denunciaron que tras la caída desapareció un bolso con dinero, que estaba guardado en uno de los compartimentos superiores del micro, informó a la prensa local el fiscal, Carlos Torres.

"Es una versión que dio la hija de una de las víctimas. Se presentó en la comisaría 23 solicitando la restitución de 2 millones de pesos chilenos", relató.


Según un integrante del grupo de futbolistas chilenos que viajaban hacia Paraguay, el dinero estaba ubicado en uno de los compartimentos superiores y correspondía a la recaudación que habían hecho las familias de los chicos para costear los gastos de la travesía y el hospedaje.

En conferencia de prensa, el fiscal indicó que el chofer de la empresa MelTur, Leonel Quiroga Morales (39), "ya fue notificado de su imputación por homicidio simple en tres hechos", mientras se trabaja en la obtención de más peritajes y detalles.

El conductor del micro accidentado, indicaron, continuará por el momento detenido en Contraventores hasta que la Justicia decida si debe cumplir prisión preventiva.

La situación judicial del chofer está ligada a la evolución de los heridos, especialmente de los cuatro que aún siguen internados en Mendoza, entre ellos una mujer y un nene de 9 años que "están en estado crítico pero estable", informaron desde el Ministerio de Salud.

La justicia aguarda "el resultado de los estudios" realizados a los pasajeros del micro que están internados en diversos hospitales a fin de determinar "la gravedad" de las heridas que sufrieron, "para modificar la carátula del expediente de lesiones leves o graves", comentó Torres. 

Según declararon algunos pasajeros, Quiroga Morales había sido advertido de que bajara la velocidad y no lo hizo, hasta que pasó a un camión y rozó con otro micro que venía de frente, lo que provocó que el rodado desabarrancara en la cordillera andina. 

La Fiscalía anticipó que en los próximos días se conocerá el resultado del dosaje de sangre, la velocidad que marcó el tacómetro del colectivo y continuarán las pericias psiquiátricas y psicológicas sobre el detenido.

Fuente: Télam