Un nuevo caso de discriminación generó indignación y repudio en en las redes sociales. En esta oportunidad, la popular standapera Mar Tarrés denunció que se le quiso impedir la entrada a un boliche de la localidad de Mendoza por "ser gorda". La artista de 30 años hizo su descargo a través de un video en Facebook, que rápidamente se viralizó y en 48 horas registró más de 200 mil reproducciones.

"El jueves a la noche fui al boliche Gutierrez con dos amigas, las tres somos gorditas. Llegamos y el tipo que estaba en la puerta con cara de asco nos dijo que teníamos que pagar 250 pesos o no entrábamos", comenzó relatando la joven comediante, quien se caracteriza por denunciar estos episodios de discriminación.

"Sabíamos que en ese boliche las mujeres no pagan entrada, pero nos querían cobrar igual. Entonces me acerco a boletería y la chica de ahí me dice que no tenía que pagar, mientras que el de seguridad le gritaba que nos cobre igual. A mí no me importa pagar o no, pero que hagan esta diferencia por ser gordas es una falta de respeto tremenda", continuó en su relato Tarrés. Además, sostuvo que también les dijeron que entraban personas hasta 35 años, cuando todas ellas tenían 30: "El tipo quería que no entremos. Estaba buscando la excusa para que nos vayamos por ser gordas".

El video se compartió masivamente a través de las redes sociales y desde el boliche publicaron un mensaje pidiendo disculpas y reprochando el accionar de los empleados involucrados: "A través del presente comunicado pedimos disculpas a Mar Tarrés por lo ocurrido el jueves en el ingreso a nuestro establecimiento. Preventivamente hemos suspendido al personal involucrado. Desde Gutierrez Bar no apoyamos este tipo de actitudes".

Mar Tarrés es una referente en la lucha por la discriminación por cuestiones físicas, sobre todo el sobrepeso. "Yo toda la vida fui la gordita a la que no dejaban entrar al boliche. Me decían que no había lugar y atrás mío dejaban pasar a tres minas flacas. ¿O sea que una gorda vale lo que tres flacas? Yo aprendí a reírme de la palabra gorda, aprendí a que no me haga daño aunque no es la palabra la que duele, me duele la carga negativa y la intención del otro de dañarte y es triste que esto siga pasando", sostuvo en una entrevista previa a este episodio.

De origen salteño, Tarrés está radicada en Córdoba, donde ganó popularidad con "Minas jodidas", su espectáculo de stand up en el que hace humor con las "chicas gorditas" porque afirma que necesitaba un modo de canalizar tanto sufrimiento por algún lado. En 2016 fue elegida como "La Chica del Verano".