Un juez de la provincia de Córdoba le prohibió a un padre ir a ver a Talleres y asistir a recitales de dos bandas de cuarteto, la medida apunta a que recapacite y empiece a cumplir con el pago dispuesto por el magistrado para mantener a su hija.

Un fallo inédito se dio en Córdoba luego de que un juez decidiera prohibirle ir a la cancha a un hincha de Talleres, por no cumplir con la cuota alimentaria acordada en un juicio de alimentos. La medida, que también incluye la prohibición para ir a recitales, fue dictada por el magistrado Gabriel Tavip.

El juez Gabriel Tavip.

"Tomamos conocimiento por la abogada y la madre del niño que ha ido a dos bailes de cuarteto y es fanático de Talleres. Entonces se pide como una sanción que se le prohiba la entrada a estos bailes y a la cancha", explicó el juez de familia que firmó el fallo.

Según el magistrado, “es una triple forma de buscar el cumplimiento del pago de la cuota alimentaria. El objetivo es que el padre revea el incumplimiento permanente y comience a cumplir sus obligaciones”.

Además, en declaraciones a Canal Doce, explicó que “se llega a esto por un severo incumplimiento del acuerdo alimentario firmado. No tenía bienes para ejecutar la cuota, ni tenía un empleo en relación de dependencia y la madre pidió esta medida convencida que con esto iba a cambiar la actitud y empezar a cumplir con su deber con su hijo. Yo la estudié y la ejecuté creyendo en que puede ayudar", aseguró Tavip.

Ahora el hincha de Talleres deberá si o si regularizar su situación antes de poder volver a pisar una cancha.