El texto del organismo estatal actualiza el listado de cobertura básica que brindan los agentes del seguro de salud, como está detallado en la resolución 201/02. Desde ahora, se incluyen aquellas drogas utilizadas en proceso de hormonización e inhibición de la pubertad: acetato de ciproterona, testosterona gel, 17ß-estradiol gel, valerato de estradiol, espironolactona, undecanoato de testosterona y triptorelina.

Pasan a estar cubiertos en un 100 por ciento para los "pacientes bajo tratamientos hormonales integrales que tienen por finalidad cambiar los caracteres secundarios que responden al sexo gonadal para adecuación de la imagen al género autopercibido".

La actualización responde, según la resolución 3159, a la necesidad de ir "incorporando nuevas alternativas para el cuidado del cuerpo y de la salud sexual y la salud reproductiva".

En los considerandos se explica que "con los avances de la tecnología sobre la base de la evidencia disponible, se van incorporando nuevas alternativas para el cuidado del cuerpo y de la salud sexual y la salud reproductiva".

También se explica que la identidad de género "reconoce la garantía personal a la identidad de género de las personas", entendida como "la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo".

"Esto puede involucrar -continúa la resolución- la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido".

La normativa, se explica "garantiza el acceso a los tratamientos hormonales integrales como parte del derecho al libre desarrollo personal y establece que dichos tratamientos quedan incluidos en el PMO" por lo cual "los servicios de salud, tanto del sistema público como de los sistemas privado y de seguridad social, deben incorporarlos a sus coberturas".

En tanto, el ente diferencia este tratamiento hormonal de los "procedimientos estéticos". Estos tratamientos, afirma el documento, "se enmarcan en el acceso efectivo al derecho a la salud, es decir, en el proceso de constitución corporal e identitario, el libre desarrollo personal y el derecho a la vida".

La resolución lleva la firma de Adolfo Rubinstein, secretario de Salud, que fue criticado por la Iglesia y por sectores gubernamentales después de publicar este miércoles el protocolo para la atención de casos de interrupción legal del embarazo, texto que será derogado por el Gobierno. El secretario también recibió el apoyo de otras fuerzas políticas y de actores de la sociedad civil.

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos