Las autoridades del jardín maternal N° 1 de Córdoba denunciaron que un grupo de trabajadoras sexuales utilizaron la vereda y hasta el patio del establecimiento para tener relaciones con sus clientes. Según una maestra, los niños encontraron ropa interior y preservativos en el lugar, lo que preocupó a los directivos por las condiciones de salubridad.

“Hace 23 años que estoy acá y siempre hemos tenido la misma preocupación por la salud de nuestros chicos”, indicó la docente. Y agregó: “Los chicos son chiquitos, para ellos todo es juguete: más de una vez los encontramos jugando con un preservativo pensando que era un globo”.

Hasta acá llegó nuestra voluntad. No podemos hacer nada si desde afuera no nos escuchan las autoridades escolares. También nos vemos perjudicados porque nos sacaron los porteros escolares”, finalizó.