El diálogo entre las agrupaciones rurales y el gobierno nacional no avanzó hasta ahora en las resoluciones conversadas con el presidente Alberto Fernández respecto de la forma de morigerar el impacto de la actualización de las retenciones.

Según se había anunciado desde el gobierno -y así consta en la ley de emergencia económica-, se aplicarían reintegros para productores chicos, así como para quienes estuviesen alejados de los puertos y también para las economías regionales.

Mientras, las entidades rechazaron los pedidos de distintos grupos de productores autoconvocados para lanzar protestas concretas y esperaban las definiciones de las nuevas autoridades.

De este lunes, sin embargo, desde la Federación Agraria Argentina lanzaron un ultimátum: si no hay anuncios concretos antes de la reunión de su consejo directivo, previsto para la próxima semana, podrían sumarse a las protestas de los productores.

Así lo advirtieron en redes sociales, donde resaltaron su “paciencia” y su “predisposición al diálogo”, pero reiteraron sus reclamo.