La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal anunció una reducción del subsidio a la actividad hípica, que le permitirá ahorrar al Estado unos 300 millones de pesos anuales. En un acto realizado en la gobernación, Vidal anticipó que el Poder Ejecutivo enviará un proyecto de ley a la Legislatura provincial, para revisar el Artículo 29° de la Ley 13.253, que fija los porcentajes de ese subsidio, para que "se vaya reduciendo hasta llegar a cero".

"Por ley, la provincia le dio a los hipódromos, asociaciones vinculadas a la hípica y entidades gremiales una suma de 1.000 millones de pesos en 2017, que debería ascender este año a 1.300 millones, pero hemos decidido recortar ese subsidio en 300 millones de pesos, que es el mínimo que la ley nos permite", explicó Vidal.

Acompañada por el presidente de Lotería y Casinos de la provincia, Matías Lanusse, la mandataria planteó que la decisión responde a dos motivos: "El más obvio, es que la provincia tiene muchas prioridades que atender antes que subsidiar a la hípica, que tiene sus propias fuentes de recaudación y, sin embargo, hemos cumplido con la ley".

"Con ese dinero que dimos en 2017, podríamos haber puesto en valor 30 guardias de hospitales públicos, comprado 650 ambulancias, construido 1.000 viviendas o hacer mas de 120 kilómetros de ruta. Ahí es donde están las prioridades de la provincia y no en el subsidio a un juego legal", subrayó la mandataria.

Recordó que recortó "un 30% los cargos públicos", que se ajustó el presupuesto de la Legislatura y también se ha decidido que "los familiares no pueden ser parte del gobierno". Añadió que "necesitamos un gobierno austero y que dé el ejemplo".

Por su parte, Lanusse detalló que en la provincia hay cinco hipódromos: los de Azul, Tandil, La Plata, San Isidro y Dolores. Reveló que se encontraron "irregularidades como la venta de señal televisiva al exterior, que nunca fueron declaradas a la provincia".