Una caída de apenas 0,1% sufrieron las ventas de los comercios minoristas respecto de igual mes del año anterior. El informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa además arrojó que, en nueve meses, se registra una baja de 2,3 por ciento interanual. “El consumo siguió mejorando en septiembre, y aunque los resultados siguen siendo muy dispares, los comercios se preparan para un fin de año con la demanda en recuperación. El crédito está siendo un elemento fundamental en estos meses”, resaltó Fabián Tarrío, presidente de la entidad.

Mediante un escrito, la entidad detalló que “los comercios continuaron con sus políticas de descuentos, activando promociones por redes sociales, dando facilidades de crédito. En algunas zonas se va observando un repunte más fuerte de la mano del financiamiento, del incremento suave del salario real y las mejores expectativas”.

“Para los negocios minoristas la situación no es fácil, porque además de los problemas de ingresos de los consumidores, deben lidiar con la venta informal y con las empresas mayoristas, que están copando muchos canales minoristas con expendio directo al público”, agregan. Cabe resaltar que “el Ahora 12 y el programa CAME-Atacyc que financia con 12 cuotas sin interés todos los días de la semana y en todos los rubros en las ciudades de frontera, fueron muy importantes en el consumo del periodo. Pero aun así, hubo mucho desvío de compras a países limítrofes con precios más competitivos como Paraguay y Chile”.

Según la CAME, entre los rubros con más declive del periodo se encuentra “Perfumería y Cosmética” con una baja anual de 3,7% en las ventas a precios constantes. El sector se vio muy afectado por la demora en el consumo de las familias, el expendio de mayoristas directamente al público y el despacho que realizan muchas farmacias de esos productos.