Esta situación tuvo lugar en la escuela Patricias Mendocinas, de Villa El Libertador en Córdoba, cuando dos militares del Regimiento Nº14 cumplían funciones relacionadas con la custodia de las urnas preparadas para la correspondiente votación de este domingo.

Fue durante la madrugada de esta jornada que la policía advirtió la fiesta sexual que se llevaba a cabo dentro del citado colegio y al acercarse divisaron a ambos soldados junto a dos mujeres y gran cantidad de bebidas alcohólicas a su alrededor.

Ante el operativo los militares quedaron suspendidos y bajo sumario abierto por parte de sus respectivas autoridades. Por último, según señaló uno de los soldados implicados en el insolito hehco, habían estado festejando el cumpleaños de uno de ellos.