Por Francisco Nutti
@FranNutti

La iniciativa surgió dos años después de que Teresa Alcoba y Teco, su marido, decidieran donar al hospital Garrahan los órganos de su hijo Lautaro (16), quien sufrió un severo accidente de tránsito que le provocó muerte cerebral. Tras aquel hecho, Giuliana (1) recibió el hígado del joven luego de permanecer en lista de espera, por lo que su vida cambió para siempre.

La casualidad hizo que los padres de ambos se conocieran y conformaran una amistad que los llevó a promover una lucha en cojunto sobre lo importante que es donar órganos.

"Fue una tarde hermosa, que resultó muy positiva porque se pudo concientizar. Pensamos que el mal clima de los días anteriores nos iba a afectar pero Dios nos regaló una tarde hermosa", afirmó en diálogo con Crónica Teresa, quien destacó que: "Con Elizabeth y Edgardo (padres de la nena) somos casi como una familia que está unida a la distancia. Siempre están predispuestos y cuando se hace la maratón se vienen desde Buenos Aires para pasar unos días con nosotros".

Decenas de personas se congregaron para participar del evento.

 "Son bienvenidos a casa las veces que quieran. Es realmente una alegría verla a Giuly y que esté evolucionando tan bien", expresó el padre del joven fallecido. En tanto, Edgardo, reconoció: "Gracias a Teco y a toda su familia hoy Giuliana está con nosotros",  y agregó: "queremos seguir en contacto con ambos para poder compartir esta vida que ellos han salvado". 

La alegría de los competidores en el punto de partida.

Desde hace varios años, Teresa acerca información a las personas para que sean donantes de órganos. Por ello, organiza la mencionada maratón en su pueblo natal que se convierte en motivo de encuentro de deportistas y de aficionados. "Tenemos pensado hacer otro encuentro antes de que termine el año, creemos que es fundamental para todos porque donar salva vidas", remarcó.

Agrupación LB. Juntos por un mismo objetivo.

Para finalizar, la mujer destacó la importancia de la Ley de trasplante de órganos, tejidos y células (N° 27.447), más conocida como Ley Justina. "Creemos que es muy importante para nuestra sociedad. Mi hijo en vida siempre manifestó que estaba de acuerdo con la donación de órganos y por ese motivo le respetamos el deseo. Lo que hicieron los papás de Justina fue importante para todos. Espero conocerlos algún día", cerró.

Según datos del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), 7.154 personas necesitan un trasplante para salvar su vida en este momento, mientras que 754 donaron sus órganos durante el 2019.

El emotivo abrazo entre el papá de Giuliana y el de Lautaro.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos