Los estudiantes porteños de los colegios Rogelio Yrurtia, Nacional Buenos Aires, Normal 1, Carlos Pellegrini, Rodolfo Walsh, Normal 6, Fernando Fader, Cerámica y Lenguas Vivas tomaron este lunes esos establecimientos en rechazo a los cambios en el proyecto de ley sobre despenalización del aborto, actitud que desaprobó el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En tanto, alumnos de otras diez escuelas de la Ciudad evaluaban si tomaban o pernoctaban en los establecimientos para rechazar la modificación que exige el consentimiento de un adulto para realizar un aborto a una adolescente de entre 13 y 16 años, incorporada al proyecto que se debatirá el miércoles sobre tablas en la Cámara de Diputados.

En el mismo contexto, la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) anunció que en las diversas facultades también se evaluarán acciones como tomas de los establecimiento de cara a "un paro estudiantil el #13J por el aborto legal".

"Consideramos que la derogación del artículo que hablaba sobre la capacidad progresiva y daba la potestad de una adolescente de poder abortar atenta contra los derechos de las jóvenes, las más vulnerables en cuanto al aborto", indicó a Malena Briones, referente del Centro del Estudiantes de la Escuela Rogelio Yrurtia.

"Como estudiantes tenemos además otras demandas, la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) y de un Protocolo para Prevenir la Violencia de Género, de hecho el fin de semana nosotros hicimos jornadas y elaboramos un protocolo los propios estudiantes", agregó.

Otras diez escuelas evaluaban esta tarde la forma de sumarse a la medida consensuada por la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB).

"Durante el día realizaremos asambleas informativas y elaboraremos la propuesta, puede ser la toma o pernoctar hoy y mañana y el miércoles acudir a la vigilia, aún no sabemos, se definirá colectivamente y después se someterá a votación", indicó por su parte Candelaria García, secretaria general del Centro de Estudiantes del Lenguas Vivas.

La dirigente estudiantil añadió que "la idea es visibilizar nuestra posición ante la quita de este artículo" y explicó que "venimos participando de los martes verdes, tuvimos una gran presencia en el #NiUnaMenos, en el 8M y son temas que nos atraviesan".

En tanto, Julián Asiner, presidente de la FUBA dijo a radio La Red que "hubo una presión muy fuerte de la iglesia católica que está apretando a diputados para que no haya quórum o para que voten en contra".

"Entonces a nosotros nos parece como jóvenes y estudiantes, y tomando como ejemplo a los Reformistas de 1918, que no podemos quedarnos quietos ante esto", sostuvo.

Y continuó: "Por eso estamos promoviendo estas acciones y la movilización el día de la sesión para que el Congreso pueda debatir y aprobar este derecho de las mujeres y de toda la población que es el acceso al aborto legal, seguro y gratuito".

Por su parte, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, indicó hoy que "respeto siempre el derecho a manifestarse, pero no a manifestarse a través de tomar una escuela, yo no lo veo como un método valido”.

Durante la inauguración de una de las pantallas que va a transmitir el Mundial en la Plaza San Martin, el jefe del Ejecutivo porteño reiteró que su oposición a la medida de los estudiantes y expresó que "no tiene ningún sentido tomar una escuela cuando precisamente lo que necesitamos es más y mejor educación pública".

En tanto, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, expresó a radio La Red su rechazo a las tomas e indicó que "estamos en contra de cualquier medida que corte el derecho a la educación y una toma es una de estas medidas, es arbitraria y descontextualizada".

La ministra aseguró que entiende que "hay una situación social que genera un debate que tiene que ver con la discusión que se está dando en el Congreso, que moviliza, que hay espacios para discutir, pero nunca nada puede ir en contra del derecho a la educación".

En referencia a los reclamos sobre la implementación de la ESI, la funcionaria aseguró que "cuando comenzó el año hicimos una encuesta sobre Educación Sexual Integral y le entregamos una carta de todos los contenidos que tendrían que darse en las distintas materias más allá de las jornadas especiales y esto se había cumplido según los resultados de esta encuesta".

Sobre la toma, Acuña también expresó que "es un disparate que la Justicia no nos permita tener un procedimiento para actuar" y recordó que "cada vez que nosotros queremos hacer un procedimiento, protocolo o pautas de acción para que los adultos responsables de la institución puedan actuar, la Justicia nos lo impide".

No obstante, la funcionaria señaló: "El viernes distribuimos a los directivos de las escuelas información con toda la normativa vigente” e indicó que instruyeron a los directivos para que “llamen a los padres y les pidan que se presenten a retirar a sus hijos, y si no que expresen que están de acuerdo con la medida y esto se deje asentado".