Un bebé de siete meses fue internado en una clínica de Córdoba con un cuadro de muerte cerebral aparentemente provocado por una golpiza, tras lo cual fueron detenidos sus padres acusados de intentar matarlo.

Fuentes policiales y médicas dijeron que el niño había sido atendido tiempo atrás por sufrir quemaduras, presuntamente provocadas con un cigarrillo.

El fiscal Pablo Camacho ordenó la detención tanto del padre y la madre del bebé, a quienes imputó el delito de "homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa".

Las fuentes policiales indicaron que los detenidos no tienen antecedentes por violencia.

La investigación judicial, entonces, busca determinar si fue el padre quien golpeó al bebé y le ocasionó las graves heridas por las que fue internado. Sin embargo, no se descarta que también la madre haya participado de la golpiza.

Los médicos de la clínica Aconcagua, donde fue ingresado el niño, dijeron que tenía dislocado uno de sus hombros y que sufría convulsiones.

Ver comentarios