Unos 10 mil manifestantes protestaron este sábado  en la ciudad alemana de Munich contra las restricciones sanitarias impuestas por el gobierno de la canciller, Angela Merkel, para frenar el rebrote del coronavirus, que ya causó más de 260 mil contagios y 9 mil 300 muertes en el país.

La concentración principal tuvo lugar en Munich, donde se organizó por primera vez una manifestación nacional de este tipo, pero también hubo réplicas en otras ciudades alemanas como Hannover y Wiesbaden.

Una hora después de que comenzara el acto principal en Munich, la policía debió interrumpirlo, porque los participantes estaban violando las medidas sanitarias de prevención, ya que no llevaban tapabocas ni cumplían el distanciamiento social establecido.


Este movimiento, que apareció en Stuttgart, organiza desde mediados de abril manifestaciones contra las restricciones sanitarias. Entre sus partidarios hay militantes antivacunas, conspiracionistas y simpatizantes de extrema derecha.

En Polonia, también hubo manifestaciones contrarias a las restricciones del Gobierno polaco, que consistieron en una marcha la sede de la televisión pública de ese país, que fue convocada por una organización antivacuna.


También voces contrarias a las restricciones del Gobierno polaco marcharon hoy hasta la sede de la televisión pública, bajo la convocatoria de una organización antivacuna.