Al menos 10 personas murieron y otras 29 resultaron heridas por un tiroteo en un puesto de control y un ataque suicida a un hospital de la localidad paquistaní de Dera Ismail Khan, atentados coordinados y reivindicados por el principal grupo talibán del país.

Un atacante suicida detonó una carga de explosivos dentro de un hospital de la ciudad de Dera Ismail Khan, donde habían sido trasladados los cuerpos de dos policías que habían muerto poco antes en un puesto de control luedo de ser baleados.

"El sábado, alrededor de las 7.50 hora local, dos pistoleros desconocidos montados en una bicicleta abrieron fuego contra el puesto de control de Kotla Saida en Dera Ismail Khan, donde mataron a dos policías", informó un portavoz de la Policía del distrito, Saleem Riaz.

Una hora más tarde, después de que una ambulancia llevó los cadáveres al hospital central del distrito, "un atacante suicida se inmoló justo afuera del edificio" en momentos en que familiares de las víctimas y policías comenzaron a reunirse. 

El atentado suicida dejó casi una treintena de heridos (Gentileza AFP).

De acuerdo con el vocero oficial, en la explosión murieron ocho personas, incluidas dos policías y otras 29 resultaron heridas, entre ellos siete policías.

"Las investigaciones preliminares indican que fueron usados aproximadamente 7 kilogramos de explosivos", subrayó Riaz. Los investigadores también hallaron cabello y parte de las extremidades del suicida, que probablemente pertenezcan a una mujer. Esperan confirmar esa versión con una prueba de ADN.

El suicida se inmoló en la puerta del hospital (Gentileza AFP).

El principal grupo talibán paquistaní, Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), reivindicó la autoría del atentado. "La mañana de este domingo, comandos de la unidad especial de TTP-STF atacaron a dos policías en un puesto de control en Dera Ismail Khan. De acuerdo con el plan, un atacante suicida Abu Ubaida estaba esperando en el hospital", detalló en un comunicado del TTP Muhammed Khurasani.

Según la versión del TTP, "cuando la ambulancia que llevaba los cadáveres con la policía llegó al hospital, (el suicida) cumplió su promesa con Dios y sacrificó su vida al detonar una chaqueta suicida", describe el portavoz que además aseguró que el atacante era un hombre.

Ver más productos

San Jerónimo Ranuzzi, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Jerónimo Ranuzzi

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos