Enormes bloques de hielo se desprendieron en las últimas horas del río Amur y destruyeron parte de un paseo fluvial ubicado en la costa de Khabarovsk, en Siberia,  Rusia, derribando una barrera de metal reforzado con concreto y casi llevandose puesta a la gente que estaba en el lugar.

Las imágenes, que son realmente dramáticas, fueron capturadas por residentes locales con sus teléfonos celulares, y se viralizaron a las pocas horas. En las mismas se ven como los bloques de hielo invaden el paseo ruso sorpresivamente. 

La dirección local del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, confirmó que se envió un grupo de trabajo al lugar y que no hubo civiles en peligro, según consignó "Sputnik".

El fenómeno adopta varios nombres en inglés: desde “ice drift” hasta “ice jam”, y hace referencia al punto en el que el aumento de las temperaturas y el crecimiento de los ríos provocan que la gruesa capa de hielo invernal que hasta entonces los recubría comience a romperse. La primavera hace que el hielo se resquebraje y la circulación de las aguas se reactive. Cuando grandes bloques de hielo quedan varados en las orillas, donde el río fluye con menor intensidad, la presión del caudal interno los expulsa hacia tierra adentro.

Se cree que el hielo proviene de los tramos superiores del Amur, el poderoso río que forma la frontera entre el Lejano Oriente de Rusia y el noreste de China.

Este tipo de fenómenos ocurre anualmente, aunque por lo general sucede fuera de las áreas urbanas. El espectáculo es frecuente en otros puntos de Siberia y del mundo.

Al parecer, las condiciones de este año son excepcionales, según los meteorólogos y ambientalistas locales: había más hielo y el río transportaba más agua de lo habitual a estas alturas del año. Un invierno duro y una primavera de temperaturas muy altas (24º C) aceleraron el proceso, resultando en choques más abruptos.

Esta no es la primera vez este año que el río es protagonista de un hecho de tal magnitud. La semana pasada, otro bloque de hielo había empujado a tres barcos de un puerto en Khabarovsk y los había llevado río abajo. Dos de los barcos, un par de remolcadores, viajaron varios kilómetros antes de ser atrapados en un banco de arena cerca de la costa.

Así se desbordó río congelado en Rusia