Brissa, de 12 años, estaba desaparecida de su casa de Montevideo desde el lunes. Finalmente, su cuerpo sin vida fue hallado en el departamento uruguayo de Canelones. Por el hecho detuvieron a un taxista, gracias a las cámaras de seguridad de un comercio. 

La nena salió de su casa del barrio Villa Española de Montevideo rumbo al colegio, pero nunca llegó. El cuerpo fue hallado enterrado y semidesnudo a cien metros de la costa.

El único detenido por el crimen es Juan Gómez, un taxista que fue capturado por una cámara cuando se cruzó con la menor y sio marcha atrás su vehículo. Sin embargo en la grabación no se puede ver si Brissa subió al auto. El sujeto de 35 años, tiene antecedentes por abuso sexual entre los años 2004 y 2012.

Durante su declaración, el detenido negó cualquier participación en la desaparición de la niña y aseguró que se encontraba en la zona buscando un taller de chapa y pintura. Dijo que retrocedió tras haberse equivocado de calle.