La policía italiana protestó contra la asignación de barbijos FFP2, equivalentes a los barbijos N95, de color rosa contra el coronavirus que les fueron entregados en algunos distritos porque consideran que pueden “afectar la imagen de la institución”, informaron este viernes las autoridades locales.

Así las cosas, el secretario general del Sindicato Autónomo de Policía (SAP), Stefano Paoloni publicó en su página web una carta dirigida al jefe de policía nacional en donde se mostró en contra de los barbijos que les fueron asignados debido a su “color excéntrico”.

Además, aseguró que “respecto al uniforme, corre el riesgo de afectar la imagen de la institución”.



Además, según lo informó la agencia AFP, Paolini solicitó barbijos con colores que sean compatibles con los colores del propio uniforme policial, de color azul.

Por último, el SAP indicó que de 20.000 miembros, uno de cada cinco recibió un barbijo de color rosado, a pesar de no haber problemas de abastecimiento con respecto a elementos de protección.